Goldman Sachs compra bonos de la petrolera estatal venezolana con un descuento del 69%

Goldman Sachs ha cerrado la compra de bonos de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) con un descuento del 69%. La firma estadounidense acordó pagar al Banco Central de ese país 865 millones de dólares, 31 céntimos por dólar, por la adquisición efectiva de títulos emitidos en 2014 con vencimiento en 2022 por un valor de 2.800 millones. La operación, adelantada este domingo por el Wall Street Journal, ha provocado la inmediata reacción de la oposición, empezando por el líder de la Mesa de Unidad Democrática, Henrique Capriles, quien ha exigido explicaciones al Gobierno de Nicolás Maduro por la venta. “Muy grave, debe explicarse con detalle a los venezolanos”, ha afirmado a través de su cuenta de Twitter..
Venezuela, país productor de crudo cuya economía depende del valor del petróleo, se encuentra inmersa en una gravísima crisis institucional a la que se suman una dramática falta de liquidez y una marcada tendencia hiperinflacionista. La misma estructura del Estado y el farragoso sistema de subvenciones ha generado unos gastos que el Ejecutivo no puede sostener en el tiempo y que necesita para mantener el pulso a los opositores en medio de las protestas que desde hace casi dos meses reclaman la liberación de presos políticos y la convocatoria de elecciones. Maduro ha puesto en marcha el procedimiento para elegir una nueva Asamblea Nacional Constituyente bajo unas condiciones favorables al actual régimen.
En este contexto, el Gobierno busca liquidez a través de la principal compañía de Venezuela. Pdvsa ha estado ya en el pasado al borde de la quiebra. En 2016, la empresa lanzó un aviso a los tenedores de bonos para que aceptaran el canje de la deuda. En caso contrario, advirtió entonces, su capacidad para hacer frente a sus pagos se vería perjudicada. La petrolera es uno de los mayores exportadores mundiales de crudo y también uno de los mayores titulares de reservas. Venezuela es el país con mayor cantidad de crudo en el subsuelo: según algunos cálculos, el país latinoamericano podría seguir extrayendo petróleo durante 300 años al ritmo actual sin agotar su mayor tesoro natural. No obstante, en medio de la crisis, el año pasado se vio obligado a comprar, por primera vez, crudo ligero estadounidense para mezclarlo con el crudo pesado —el que más produce— y poder así exportarlo.
elpais.com

Conozca al intermediario venezolano en la venta de bonos de Pdvsa a Goldman Sachs

Javier Perez-Santalla de Dinosaur Group fue el intermediario en la venta de 2 mil 800 millones de dólares en bonos de PDVSA a un precio de casi el 70% de descuento. Es decir por cada dólar de bono, la nación recibió aproximadamente 31 centavos. Perez-Santalla y Dinosaur Group representó al vendedor (Banco Central de Venezuela) para esta transacción que le brinda un respiro a la tesorería de Venezuela.
Por: La Aceituna/publicado en Aporrea.org
Perez-Santalla (en la foto) quien ya venía de una firma intervenida como lo era Refco consiguió que la firma Dinosaur lo contratara para liderar la mesa de mercados emergentes de la oficina ubicada en Park Avenue en Nueva York.
El mismo diario Wall Street Journal publica la interrogante, de cuánto habrá cobrado de comisión Dinosaur y su ejecutivo Perez-Santalla. La gigante financiera Goldman Sachs que ya nos tiene acostumbrados a sus mercenarias adquisiciones de deuda externa en países como Grecia, Ucrania y Argentina, ahora lo hizo con Venezuela, adquiriendo los bonos de hambre de PDVSA y dándole aire a las finanzas de la administración Maduro.
Lo insólito de esta transacción es que los bonos los tenía el Banco Central de Venezuela y fue este ente, comandado por Ricardo Sanguino quien buscó a un diminuto intermediario como lo es Dinosaur Group para entregar los bonos, negociar el precio y recibir el dinero. ¿Qué esconde el Banco Central de Venezuela que no pudo negociar sus bonos con un banco de renombre y tamaño? Otra vez el Gobierno venezolano utilizando asesores e intermediarios que solo reflejan un aire de opacidad e irregularidad.