Casa Blanca analiza pedir a extranjeros información de redes sociales y teléfonos

Casa Blanca analiza pedir a extranjeros información de redes sociales y teléfonos

En medio del caos y la confusión generada por el decreto de Donald Trump sobre inmigración y refugiados, fuentes le dijeron a CNN que el director de políticas de la Casa Blanca Stephen Miller habló con funcionarios del Departamento de Estado, Aduanas y Patrulla Fronteriza, Departamento de Seguridad Nacional y otros para decirles que el presidente está profundamente comprometido con el decreto y que el público lo respalda firmemente, urgiéndolos a no distraerse con lo que describió como voces histéricas en la televisión.

Además, Miller hizo notar que funcionarios del gobierno de Trump analizan la posibilidad de pedir a los visitantes extranjeros revelar todas las redes sociales y sitios web que visitan, y compartir los contactos en sus teléfonos celulares. Si los visitantes extranjeros se niegan a compartir dicha información, se les podría prohibir la entrada.

Fuentes le dijeron a CNN que la idea se encuentra en un nivel de discusión preliminar. Las publicaciones en redes sociales llamando a una jihad hechas por el terrorista de San Bernardino Tashfeen Malik, realizadas bajo seudónimo y con estrictos protocolos de privacidad, son parte de las discusiones. Cómo podría implementarse esta política continúa siendo analizado.

Miller alabó al Departamento de Estado el sábado, dijeron fuentes a CNN, pero reconoció que el gobierno necesita realizar un mejor trabajo para asegurar que las personas que llegan a Estados Unidos abracen los valores del país.

El secretario de prensa de la Casa Blanca no respondió a una solicitud de comentarios.

Los trámites migratorios en Estados Unidos serán más caros a partir del 23 de diciembre

Los trámites migratorios en Estados Unidos serán más caros a partir del 23 de diciembre

Con las nuevas tarifas reemplazar la green card costará 445 dólares, pedir residencia 1,140 dólares, apelar un fallo 675 dólares y solicitar una copia del certificado de ciudadanía 1,170 dólares.

Los extranjeros pagarán más por trámites en el servicio de inmigración estadounidense a partir del 23 de diciembre, de acuerdo con el reglamento final publicado en octubre por el Registro Federal (diario oficial).

En promedio, los nuevos precios registrarán un aumento general de 21%. El costo del trámite para la ciudadanía se incrementa de $595 a $640 dólares (8%), pero quienes vivan cerca o por debajo del nivel de pobreza pagarán la mitad.

Los permisos de viaje (Formulario I-131) sufrirán un alza del 60% de $360 a $575 dólares, un incremento de 215 dólares.

El Formulario I-129, que se utiliza para la petición de un trabajador no inmigrante, aumenta un 42% de 325 a 460 dólares, mientras que la petición de un trabajador inmigrante por medio del Formulario I-140 sube 21% de 580 a 700 dólares.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés) anunciará oficialmente el lunes los nuevos precios.

A principios de mayo la agencia publicó en el Registro Federal una propuesta de las nuevas tarifas para someterlas al comentario público. La ventana para la recepción de sugerencias permaneció abierta durante 60 días.

Otros trámites que se verán impactados por el alza son:

aumneto-en-tarifas

La USCIS había dicho que el precio del Formulario N-400 (para solicitar la ciudadanía) no ha sufrido cambios desde 2007. “Las cuotas se revisan cada dos años, en años pares”, dijo en mayo Joanna Ferreira, subdirectora de medios de la USCIS.

La agencia había anticipado que entre los cambios se incluye una tarifa reducida de $320 dólares al Formulario N-400 para solicitantes que tienen ingresos familiares medios cercanos al nivel de pobreza (con ingresos que oscilen entre $36,450 y $48,600 dólares anuales).

El Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM, por sus siglas en inglés) calificó en mayo la rebaja en el costo del trámite para la ciudadanía para personas de bajos recursos como una “victoria” de las organizaciones que luchan por los derechos de los inmigrantes.

«Este cambio de la regla propuesta permitirá a las familias de inmigrantes, muchos de los cuales trabajan sin descanso todos los días en trabajos que pagan muy poco, pagar las cuotas de naturalización, y finalmente convertirse en ciudadanos con plenos derechos», dijo Kica Matos, portavoz de FIRM.

Otros activistas expresaron preocupación por el aumento de las tarifas. “Los aumentos se convierten en un nuevo reto para las personas que hacen trámites migratorios”, dice Juan José Gutiérrez, director ejecutivo del Movimiento Latino USA de Los Angeles, California. “A la tarifa hay que agregar otros costos, como el honorario del abogado”.

La última alza general de tarifas se registró el 23 de noviembre de 2010. Después de esa fecha (en 2012 y 2014), la agencia mantuvo y ajustó algunos cobros, dejando estables la mayoría de los servicios.

A partir del 1 de febrero de 2013 la USCIS implementó una tarifa de inmigrante de $165 para cada extranjero que reciba un paquete de visa de inmigrante por parte de un consulado o embajada fuera de Estadios Unidos, incluyendo Canadá y México.

Quienes no hagan efectivo el cobro no reciben la tarjeta verde hasta que cancelen la cuota, advierte la agencia.

La USCIS dice que se financia en 90% gracias a sus visados y permisos.

En 2010 la dependencia tenía un déficit de $200 millones que estima cubrir el aumento que entra en vigor en octubre.

Univision Noticas.

 

 considere consultar las tarifas con actualizaciones oficiales del USCIS www.uscis.gov

¿Qué pasará con los casos de asilo, empresas de indocumentados y green cards vencidas?

¿Qué pasará con los casos de asilo, empresas de indocumentados y green cards vencidas?

Mucho es el miedo entre los hispanos que nos encontramos en los Estados Unidos, gracias a los rumores desatados durante la campaña presidencial de Trump que de ser ciertos ni los residentes legales se escaparian de las amenazas de deportación.

Los inmigrantes con documentos tampoco tienen claro su futuro inmediato en Estados Unidos con el nuevo gobierno de Donald Trump, que asumirá el próximo 20 de enero. La amenaza de deportaciones masivas también les quita el sueño.

Entre una de las preguntas frecuentes realizadas a los expertos de inmigracion de Univision se encuentra la del usuario identificado como José quiere saber qué pasará con las tarjetas de residencia que duran 10 años. “Perderé mi estatus en Estados Unidos en marzo cuando expire el documento?”, pregunta.

El abogado Ezequiel Hernández, un colaborador permanente del Noticiero Univision y Univision Noticias, explica que “la green card o tarjeta verde no caduca, es el documento que prueba que el portador es un residente legal permanente. Es decir, es para siempre a menos que se la quiten por fraude, por abandono o que renuncie a ella”.

En cuanto a la fecha de expiración, Hernández dijo que “la green card se renueva cada 10 años por razones de seguridad. Ese es el motivo por el cual los residentes deben pedir una tarjeta nueva”.

“A mis clientes les explico que es como tener dinero en el banco y lo maneja con una ATM. Cuando la tarjeta caduca, el banco le manda una nueva pero usted no pierde su dinero. Así funciona la residencia. Usted la administra pero la credencial la tiene que cambiar cada 10 años”, agrega.

Hernández dice que el miedo de los residentes “se quita cuando piden la ciudadanía y se convierten en estadounidenses”.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) explica en su página web que si la tarjeta de residencia ha expirado, “en los siguientes seis meses usted puede comenzar su proceso de renovación”. Puede hacerlo por internet llenando el Formulario I-90 (reemplazo de la green card) o por correo.

Si perdió la tarjeta verde estando en el exterior, desde el pasado 30 de septiembre puede pedir una reposición del documento en el consulado estadounidense y recibirá una copia en un plazo de dos semanas.

Los indocumentados sí pueden tener empresas

Alberto, un indocumentado que lleva tiempo en Estados Unidos y paga impuestos, pregunta “¿qué pasará con mis empresas durante el gobierno de Trump?».

Hernández responde que “no pasará nada porque las propiedades siguen siendo suyas”. Explica que los bienes que adquieren los extranjeros “son de su propiedad”, y que en caso de una deportación “el gobierno no puede quitárselos”.

Trump advirtió durante su campaña que deportará a indocumentados con antecedentes criminales y no ha entregado detalles de qué tipo de crímenes harán deportable a un extranjero. Tampoco ha mencionado que le quitará las propiedades o los bienes a los extranjeros sin autorización para permanecer en Estados Unidos, que sean deportados.

La política de asilo la decide el Congreso
El usuario identificado por medio de un correo electrónico como Enrique, pregunta qué pasará con su caso de asilo que pidió en la frontera hace unos meses. “¿Me lo van a negar? ¿Me van a deportar?».

El abogado de inmigración Jaime Barron, quien ejerce en Dallas, Texas, explica que “las personas que han solicitado asilo y sus casos se resuelvan después del 20 de enero del 2017, quedarán sujetos a las recomendaciones de interpretación del nuevo gobierno”.

“Cada administración decide cómo interpreta la ley de asilo, si lo hace más agresivo o menos que el gobierno anterior. El jefe (presidente) puede pedirle a sus empleados que sean más duros, que peleen cada caso hasta el fondo con la intención de negarlos, pero no creo que cambie mucho respecto a lo que hemos visto hasta ahora”.

“Quizás las cosas se pongan un poco más difíciles pero hay que esperar a ver qué pasa. No hay que angustiarse, hay que tener paciencia”, agregó.

A mediados de septiembre, Univision Noticias reportó que las cortes de inmigración tenían acumulados en julio 502,794 casos de asilo, y que en muchos casos las primeras audiencias las estaban programando para abril del 2020.

Hernández explicó además que Trump no ha mencionado cambios en la política de asilo y que en caso de modificaciones será el Congreso quien decida al respecto.

Cuidado si usa papeles falsos
Alicia dice que lleva 15 años viviendo en Estados Unidos con papeles falsos. “¿Me pueden deportar?”, pregunta.

Barron advierte que “tarde o temprano muchos inmigrantes que viven como Alicia se meten en problemas”. Y que “mientras más utilicen una identidad falsa, las autoridades tienen más argumentos para detectarlos, ubicarlos y arrestarlos”.

Otros abogados consultados por Univision Noticias advierten que el uso de documentos falsos figura en la lista de prioridades de deportación incluida en la Acción Ejecutiva migratoria que el presidente Barack Obama anunció el 20 de noviembre del 2014.

“Si los pescan por ese delito, pierden su derecho de permanencia en el país”, dice Barron. “Lo aconsejable es no volver a utilizarlos, sobre todo sabiendo que las leyes de inmigración serán aplicadas con mayor severidad a partir del 20 de enero”.

Conoce los derechos de los inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos

Conoce los derechos de los inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos

Pida un abogado

Si no tiene papeles de estadía legal y es arrestado durante una redada de inmigración o por un agente de la policía, tiene derecho a guardar silencio y pedir un abogado, explica la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés).

También tiene derecho, en caso que llegue la policía a su casa, a que le muestren una orden de allanamiento firmada por un juez competente.

La ACLU recordó que todas las personas que viven en Estados Unidos están protegidas por las leyes y la Constitución, incluso los inmigrantes indocumentados.

Y la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su sigla en inglés) recordó que tiene unservicio de referencia para que usted consiga un abogado con licencia que podrá representarlo previo acuerdo entre ambas partes.

Cuáles son sus derechos

Entre los años 2009 y 2012, la primera administración de Obama, ICE rompió cuatro récords sucesivos de deportaciones y muchos, probablemente, se preguntaron si sus derechos constitucionales fueron respetados.

Entre 2013 y 2014 los números bajaron, pero la cifra siguió siendo alta y las organizaciones pro inmigrantes insisten en que el gobierno deporta a indocumentados que no tienen faltas graves.

Durante el año fiscal 2015 la propia agencia encargada de las deportaciones reconoció que el 41.1% de los deportados entre el 1 de octubre del 2014 y el 30 de septiembre de este año, no tenía antecedentes criminales, porcentaje que causa preocupación en activistas y grupos que trabajan para resguardar los derechos de los inmigrantes.

Entre los deportados del 2015 hay extranjeros sin papeles que fueron detenidos primero por policías que colaboran con ICE.

La señora “Q” (pidió que su nombre sea divulgado), una indocumentada que fue arrestada durante una redada en 2007 en New Bedford, dijo que “cuando lo llevan a uno podemos llamar a un abogado para que nos aconseje antes de firmar papeles. O leer la información en nuestro idioma. Y podemos guardar silencio hasta que el abogado se contacte con nosotros. Así evitamos que todo lo que digamos lo usen en nuestra contra».

La ACLU explica qué puede hacer una persona si la policía, el FBI o los agentes de inmigración lo interrogan.

Protegidos por la Constitución

¿En el caso que la policía, el FBI o los agentes del DHS se ponen en contacto conmigo, tengo que responder a las preguntas que me hagan los agentes?
Constitucionalmente usted tiene derecho a no contestar las preguntas. El negarse a responder a las preguntas no constituye un delito. Se recomienda hablar con un abogado antes de acceder a responder cualquier pregunta. No está obligado a hablar con nadie aunque haya sido arrestado o incluso si se encuentra en prisión. Sólo un juez le puede ordenar que conteste preguntas.

¿Puedo hablar con un abogado?
Tiene derecho a hablar con un abogado antes de responder cualquier pregunta ya sea que la policía le haya informado o no sobre dicho derecho. La tarea del abogado es proteger sus derechos. Una vez que expresa su deseo de hablar con un abogado, los funcionarios deberían dejar de hacerle preguntas. Aunque no tenga un abogado, le puede decir al funcionario que desea hablar con un abogado antes de responder cualquier pregunta. Si tiene un abogado, lleve siempre su tarjeta consigo. Muéstresela al funcionario y solicite llamar a su abogado. Recuerde obtener el nombre, el organismo al que pertenece y el número de teléfono de cualquier investigador que lo visite, y comuníquele dicha información a su abogado.

¿Los agentes pueden registrar mi vivienda u oficina?
La policía u otros agentes encargados del cumplimiento de la ley no pueden registrar su vivienda a menos que usted lo permita, o a menos que tengan una orden de allanamiento. Una orden de allanamiento es una orden judicial que permite que la policía realice una búsqueda específica. Interferir con el allanamiento probablemente no interrumpirá la realización del mismo y podrían arrestarlo. Sin embargo, debe expresar claramente que usted no prestó su consentimiento y que el allanamiento se realiza en contra de su voluntad. Legalmente, su compañero de habitación o huésped puede dar su consentimiento para que se lleve a cabo un allanamiento si la policía considera que dicha persona cuenta con la autoridad para hacerlo. La policía y los agentes encargados del cumplimiento de la ley necesitan una orden para registrar una oficina, pero su empleador puede acceder a que se realice el allanamiento de su puesto de trabajo sin su permiso.

Orden de allanamiento

¿Qué hago si los agentes tienen una orden de allanamiento?
Si usted se encuentra presente cuando los agentes llegan para realizar el allanamiento, puede solicitar que le muestren la orden. La orden debe especificar detalladamente los lugares que se registrarán y las personas o cosas que se pueden llevar. Llame a su abogado tan pronto como le sea posible. Pregunte si le permiten observar el allanamiento; si se lo permiten, debería hacerlo. Tome nota de los nombres, los números de placas, a qué organismo pertenece cada funcionario, los lugares donde registraron y lo que se llevaron. Si se encuentran presentes otras personas, pídales que actúen como testigos para que observen cuidadosamente lo que está sucediendo.

¿Tengo que responder a las preguntas si la policía tiene una orden de allanamiento?
No. La existencia de una orden de allanamiento no implica que usted deba contestar preguntas.

¿Qué hago si los agentes no tienen una orden de allanamiento?
Usted no está obligado a permitir que la policía registre su vivienda, ni tiene que responder sus preguntas. La policía no puede obtener una orden basándose en su negativa.

¿Qué hago si los agentes no tienen una orden de allanamiento pero insisten en registrar mi vivienda incluso después de que me opongo?
No interfiera con el allanamiento. Si hay alguna persona con usted, pídale que sea testigo de que usted no está prestando su consentimiento para que se realice el allanamiento. Llame a su abogado tan pronto como le sea posible. Tome nota de los nombres y los números de placas de los funcionarios que realicen el allanamiento.

¿Qué sucede si de todos modos hablo con los agentes de gobierno?
Todo lo que les diga a los agentes encargados del cumplimiento de la ley puede ser usado en su contra y en contra de otras personas. Recuerde que mentir a un funcionario del gobierno constituye un delito. Guardar silencio hasta que consulte a un abogado no lo es. Aunque haya contestado algunas preguntas, puede negarse a seguir respondiendo hasta que tenga un abogado.

¿Qué hago si la policía me detiene en la calle?
Pregunte si puede irse. Si le dicen que sí, váyase. Si la policía le dice que no está arrestado pero que no puede irse, usted está siendo detenido. La policía puede registrar su vestimenta por afuera si cree que hay algún motivo para sospechar que usted está armado y es peligroso. Si desean seguir registrándolo más allá del exterior de la vestimenta, diga claramente: “No permito que me registren”. De todos modos, es posible que continúen registrándolo. No es necesario que responda a ninguna pregunta si lo detienen o arrestan con una excepción importante. El oficial de policía puede preguntarle su nombre después que lo hayan detenido y, en algunos estados, lo pueden arrestar si se niega a responder.

Detenido en el carro

¿Qué hago si la policía me detiene en mi automóvil?
Mantenga las manos donde el oficial de policía pueda verlas. No está obligado a permitir que lo registren. Pero si la policía considera que existe causa probable, puede registrar su automóvil sin su consentimiento. Los oficiales pueden separar a los pasajeros de los conductores para interrogarlos en privado y comparar sus respuestas pero nadie tiene que contestar preguntas.

¿Qué hago si la policía o el FBI me amenazan con obtener una citación judicial si no respondo a sus preguntas?
Una citación judicial es una orden por escrito para que usted se presente a un tribunal y haga una declaración acerca de información que pudiera tener. Si la policía o el FBI lo amenazan con obtener una citación judicial, usted debe llamar a un abogado inmediatamente. En general todo lo que usted diga puede ser usado en su contra.

¿Tengo que contestar preguntas si me han arrestado?
No. Si lo arrestan, usted no está obligado a prestar declaración ni a responder a pregunta alguna. Solicite un abogado inmediatamente. Siempre debe consultar con un abogado antes de decidir responder a alguna pregunta.

¿Qué hago si la policía o el FBI me trata mal?
Tome nota del número de placa del oficial o agente, el nombre, u otra información de identificación. Usted tiene derecho a solicitarle esta información al oficial o agente. Trate de encontrar testigos y anote sus nombres y números de teléfono. Si resulta lesionado, solicite atención médica y tome fotografías de las lesiones tan pronto como le sea posible. Llame a un abogado o contacte a la oficina local de ACLU.

Extranjeros en EEUU

¿Qué hago si no soy ciudadano y el DHS se pone en contacto conmigo?
Haga valer sus derechos. Si usted no exige que se respeten sus derechos o si firma alguna documentación renunciando a sus derechos, el DHS lo puede deportar antes de que usted vea a un abogado o a un juez de inmigración. N Nunca firme documentación alguna sin antes leerla, entenderla y conocer las consecuencias de firmarla. Hable con un abogado. Si fuera posible, lleve consigo el nombre y número de teléfono de un abogado que responderá a sus llamados. Las leyes de inmigración son difíciles de entender y ha habido muchos cambios últimamente. De acuerdo con las leyes, reglamentaciones y directrices del DHS actuales, las personas que no son ciudadanas tienen los siguientes derechos independientemente de su situación inmigratoria:

  • La siguiente información puede cambiar por lo cual es importante que se comunique con un abogado.
  • Los siguientes derechos se aplican a personas que no son ciudadanas que se encuentren en el territorio de Estados Unidos.
  • Las personas que no son ciudadanas que se encuentran en la frontera y que están tratando de ingresar a Estados Unidos tienen restricciones adicionales y no tienen todos los mismos derechos.

Pida un abogado

¿Tengo derecho a hablar con un abogado antes de responder cualquier pregunta del DHS o de firmar cualquier documentación del DHS?
Sí. Si lo detienen, tiene derecho a llamar a un abogado o a su familia; también tiene derecho a que un abogado lo visite mientras se encuentra detenido. Tiene derecho a que su abogado lo acompañe en cualquier audiencia ante un juez de inmigración. No tiene derecho a un abogado designado por el gobierno para procedimientos de inmigración; pero si ha sido arrestado, los funcionarios de inmigración le tienen que mostrar una lista de proveedores de servicios jurídicos gratuitos o de bajo costo.

¿Debería llevar mi tarjeta de residencia permanente (green card) u otra documentación de inmigración conmigo?
Si tiene documentación que lo autoriza a permanecer en Estados Unidos, debe llevarla consigo. La presentación de documentación falsa o vencida ante el DHS puede tener como consecuencia la deportación o una acción penal. La presentación de una tarjeta de residencia permanente (green card), un formulario I-94, un Permiso de trabajo (Employment Authorization Card), una Tarjeta para cruce de frontera (Border Crossing Card) o cualquier otra documentación vigente que pruebe que su situación es legal cumplirá con este requisito. Si no lleva esta documentación con usted, lo podrían acusar de un delito menor. Siempre tenga una copia de su documentación de inmigración en poder de un familiar o amigo de confianza que se la pueda enviar por fax si fuera necesario. Consulte con su abogado de inmigración sobre su caso en particular. Se le podría exigir que muestre su identificación a oficiales de policía, agentes de la patrulla de frontera y pilotos de avión.

¿Estoy obligado a hablar con funcionarios del gobierno acerca de mis antecedentes de inmigración?
Una vez que haya mostrado pruebas de su situación no está obligado a continuar hablando con los funcionarios; esto depende de usted. Le convendría guardar silencio y hablar con un abogado primero, dependiendo de su situación. Las leyes de inmigración son muy complicadas. Podría tener un problema sin darse cuenta. Un abogado puede proteger sus derechos, asesorarlo, y ayudarlo a evitar dar respuestas que lo pueden perjudicar. Si el DHS le hace alguna pregunta sobre sus creencias políticas o religiosas, grupos a los que pertenece o contribuye, cosas que ha dicho, lugares a los que ha viajado, u otro tipo de preguntas que no le parecen correctas, usted no está obligado a responder. Un funcionario no puede solicitarle pruebas de su situación inmigratoria en su hogar u otro lugar privado a menos que tenga una orden de allanamiento.

Si me arrestan por infringir las leyes de inmigración, ¿tengo derecho a una audiencia ante un juez de inmigración a fin de defenderme en contra de acusaciones de deportación?
Sí. En la mayoría de los casos sólo un juez de inmigración puede determinar su deportación. Sin embargo, si renuncia a sus derechos o decide “irse del país voluntariamente,” accediendo a salir del país, podría ser deportado sin una audiencia. Si tiene condenas penales, lo arrestaron en la frontera, ingresó a Estados Unidos mediante el programa de exención de visado (visa waiver program), o han ordenado su deportación en el pasado, usted podría ser deportado sin una audiencia. Comuníquese con un abogado inmediatamente para averiguar si existe algún tipo de protección judicial para usted.

¿Si me arrestan, puedo llamar al consulado de mi país?
Sí. Aquellas personas arrestadas en Estados Unidos que no sean ciudadanas tienen derecho a llamar al consulado de su país o solicitar a la policía que notifique de su arresto al consulado. La policía debe permitir que funcionarios de su consulado lo visiten o se comuniquen con usted si los funcionarios consulares así lo deciden. El consulado de su país le puede ayudar a encontrar un abogado o le puede ofrecer otro tipo de asistencia.

Salida voluntaria

¿Qué sucede si renuncio a mi derecho a tener una audiencia o salgo de Estados Unidos antes de que finalice la misma?

Usted podría perder su elegibilidad para recibir ciertos beneficios de inmigración, y le podrían prohibir el regreso a Estados Unidos en el futuro durante varios años. Siempre debería hablar con un abogado de inmigración antes de decidir renunciar a su derecho a una audiencia.

¿Qué debo hacer si deseo ponerme en contacto con el DHS?
Siempre hable con un abogado antes de ponerse en contacto con el DHS, incluso por teléfono. Muchos funcionarios del DHS ven “el cumplimiento de la ley” como su principal tarea y no le explicarán todas sus opciones.

Derechos del viajero

NOTA IMPORTANTE:
Es ilegal que los agentes encargados del cumplimiento de la ley realicen cualquiera de las siguientes acciones: pararlo, registrarlo, detenerlo, o quitarle algo basándose solamente en su raza, origen nacional, religión, sexo u origen étnico.

Si estoy ingresando a Estados Unidos con documentación válida de viaje, ¿un agente de aduana de Estados Unidos puede pararme y registrarme?
Sí. Los agentes de aduana tienen derecho a parar, detener y registrar a cualquier persona y objeto.

¿Me pueden registrar a mí o mi equipaje después de haber pasado por los detectores de metales sin problemas o después de que el personal de seguridad comprobó que un objeto detectado no era un arma?
Sí. Aún si en el primer control de su equipaje no se detecta nada sospechoso, el personal de control está autorizado para continuar revisando su equipaje.

Si me encuentro en un avión, ¿un empleado de la aerolínea puede interrogarme o pedirme que abandone el avión?
El piloto de un avión tiene derecho a negarse a transportar a un pasajero si considera que el pasajero constituye una amenaza para la seguridad del vuelo. La decisión del piloto debe ser razonable y debe ser tomada basándose en observaciones de su persona y no en estereotipos.

Si usted ha sido individualizado o tratado arbitrariamente en el aeropuerto, por favor complete el formulario de quejas para pasajeros individualizados y tratados arbitrariamente (Passenger Profiling Complaint Form).

Segunda deportación

A comienzos de 2015 el marido de Ajtú trató de volver “pero lo agarraron en la frontera con Texas, cuando fue la crisis de los niños. Con sus hermanos acá juntamos $8,000 dólares. El día que lo tomaron ya había pagado todo al coyote. Ahora está en Guatemala de regreso esperando a ver si puede volver. Yo lo seguiré esperando”, dice Francisca.

La segunda deportación sepulta las aspiraciones de los Ajtú en caso que la Acción Ejecutiva sea liberada por las cortes y entre en vigor.

“Todo este tiempo ha sido muy duro. Yo no sé si él va a regresar. Lo quiere intentar otra vez pero nada garantiza que lo conseguirá. Y si entra nada dice que podrá pedir el amparo. Solo nos resta rezar”, concluyó la inmigrante.

 

Cortesia  @cancino_jorge via Univision 

¿Qué hacer si pierdes tu green card durante un viaje en el extranjero?

¿Qué hacer si pierdes tu green card durante un viaje en el extranjero?

El trámite tiene un costo de 575 dólares, se paga por internet y la embajada o el consulado tardará dos semanas en otorgarte el permiso de viaje. Pero cuando vuelvas, deberás pedir una nueva tarjeta de residencia permanente.

Tarjeta de residencia permanente en Estados Unidos (Green card).

Ya no habrá que esperar semanas hasta que llegue una tarjeta nueva, o viajar hasta la frontera de México o Canadá y gestionar un permiso de entrada. Los residentes legales permanentes que, estando de viaje en el extranjero, pierdan o les roben la ‘green card’ podrán a partir de ahora solicitar un nuevo formulario, activado por el servicio de inmigración, que facilitará su retorno.

La Oficina de Ciudadanía y Servicio de Inmigración (USCIS) anunció el viernes la puesta en vigor del Formulario I-131A (Solicitud de Documento de Viaje) que permitirá a los residentes legales permanentes reingresar al país en los siguientes casos:

  • Están regresando de un viaje temporal al extranjero de menos de un año de duración, y su ‘green card’ se le perdió, fue robada o destruida; o
  • Están regresando de un viaje temporal al extranjero de menos de dos años de duración y su permiso de reingreso se le perdió, fue robado o destruido.

El trámite tiene un costo de 575 dólares y solo puede hacerse a través de internet. La embajada o el consulado tardará dos semanas en otorgarlo.

“Es una buena noticia”, dijo el abogado Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona, y colabora con el Noticiero Univision.

Hernández dijo que antes de la activación del formulario, los residentes afectados por un robo o a quienes se les extraviaba la ‘green card’ “tenían que ingeniárselas para llegar a la frontera de México o Canadá, explicar qué les pasó, demostrar que eran residentes y tramitar un permiso para que pudieran entrar”.

“Otra opción era ir a la embajada o el consulado, presentar el caso, llenar el Formulario I-90, pagar y esperar a que le enviaran la nueva tarjeta. Y solo cuando le llegaba podían regresar a Estados Unidos”, agregó.

El Formulario I-90 tiene un costo de 365 dólares más 85 dólares por la toma de huellas digitales. “Si no hacía este trámite, no lo dejaban subirse al avión para volver”, dijo Hernández.

La USCIS dijo que una vez autorizado, el permiso de reingreso se colocará en el pasaporte de forma similar a una visa. Pero advierte que cuando el residente llegue a un puerto de entrada, será el agente que lo reciba quien “tomará la determinación definitiva” si es nuevamente admitido”.

La agencia también dijo que la tarifa puede cambiar.

Univision