MADURO Y LA DEMOCRACIA BURGUESA

MADURO Y LA DEMOCRACIA BURGUESA

Alexis Ortiz

Comentario editorial para BIENVENIDOSVENEZOLANOS.COM

Jueves 8 de julio de 2021

          El agente del comunismo cubano y cabecilla del gobierno usurpador de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, acaba de confesar públicamente que ellos no creen en la Democracia Burguesa.

          Intentaremos recordarles a los que están entusiasmados en participar en las elecciones chimbas, convocadas para el 21 de noviembre próximo, por el CNE ilegal; que proponen los neocomunistas como Maduro, como alternativa a lo que ellos denominan  Democracia Burguesa.

          Defienden un régimen hipercentralista, con el poder concentrado en el Presidente de la República y afincado en la incondicionalidad de la Fuerzas Armadas y las policías para la represión y el control social; y en el fraude electoral para amarrarse indefinidamente al mando; donde alcaldes, gobernadores, concejales y diputados, no valen nada sino se someten mansamente a la voluntad presidencial; un escenario de desenfreno de la corrupción y de entrega de los recursos nacionales a saqueadores extranjeros; donde la libertad de expresión y otros derechos humanos son pisoteados impunemente; en fin, aunque no es todo, un tipo de gobierno que destruye la propiedad y la productividad económica y fabrica millones pobres y emigrantes.       

La nuestra, que es exactamente lo contrario de todas esas calamidades, es la Democracia Liberal representativa.

Ex congresista de Miami firmó contrato de $50 millones para ayudar a Maduro

Ex congresista de Miami firmó contrato de $50 millones para ayudar a Maduro

Vía: https://www.elnuevoherald.com/

El ex congresista estadounidense David Rivera, quien construyó su carrera política atacando a los regímenes socialistas de La Habana y Caracas, firmó un contrato de $50 millones para asesorar a una filial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), y luego hizo muy poco para ganarse el dinero, alega una demanda en su contra presentada el miércoles en Nueva York.

Rivera admitió su vinculación con la filial petrolera, pero dijo al Miami Herald que él no vio un solo centavo del contrato, y que todo el dinero fue utilizado en una maniobra de la oposición venezolana, que vincula al dirigente opositor Leopoldo López, para financiar las protestas del 2017.

La demanda, reportada inicialmente por el New York Times, alega Rivera fue contratado en el 2017 por una filial estadounidense de PDVSA para que le ayudara a mejorar su imagen en Estados Unidos en momentos en que el régimen de Nicolás Maduro comenzaba a ser sancionado por la administración de Donald Trump.

La demanda por incumplimiento de contrato, que busca una compensación de $15 millones, fue presentada en la corte federal de Nueva York por PDV USA Inc., actualmente bajo control del equipo del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

La firma Rivera Interamerican Consulting Inc., recibió un cheque por ese monto como depósito de un contrato de tres meses por $50 millones.

Contactado por el Miami Herald, Rivera no quiso comentar sobre los detalles específicos de su contrato o si él había recibido un cheque para representar a una compañía controlada por el régimen socialista de Caracas

Pero en mensajes de texto brindó una confusa explicación sobre el episodio, dando a entender que se trataba de un esquema para financiar a los adversarios políticos de Maduro haciendo uso del dinero suministrados por el contrato con la petrolera estatal.

“Todos esos fondos fueron para las protestas contra Maduro en el verano del 2017. Yo nunca vi un solo centavo. Eso es todo lo que sé”, escribió el ex congresista, al añadir que la administración Trump, incluyendo el Departamento de Estado, “estaban al tanto de todo”.

La demanda alega que Rivera incumplió con el contrato al suministrar solo dos escuetos informes antes de que el acuerdo se diera por terminado.

Bajo el contrato firmado, Rivera tenía que producir al menos siete informes, uno cada dos semanas, brindando detalles de toda su labor y recomendaciones para mejorar la imagen y reputación de PDVSA en los Estados Unidos.

Rivera suministró solo dos informes, sumando no más de cinco páginas, mucho del cual estaba duplicado. Estos informes se referían genéricamente a un “plan estratégico”, “reuniones”, y “recomendaciones”, pero no describían un solo elemento del presunto plan, ni identificaba a las personas con quien se reunió, los temas discutidos, o las recomendaciones que realizó.

La firma de consultores de Rivera “no brindó ningún servicio significativo”, concluye la demanda, y exige el reembolso de los $15 millones que recibió entre marzo y abril del 2017, y pagos de compensación por daños

Rivera, legislador cubano-americano que sirvió un solo período en la Cámara de Representantes, vio su carrera política en problemas por violaciones de ética y una investigación sobre el manejo financiero de sus campañas.

El dirigente, que una vez intentó expulsar al cónsul venezolano en Miami, ganó fama en la arena política local por sus ataques a los regímenes de Caracas y La Habana.

En sus mensajes de texto, Rivera hizo mención de los seis ejecutivos de la también filial de PDVSA Citgo que fueron arrestados en Venezuela en el 2017, diciendo que fueron ellos los que manejaron la operación.

“Ellos administraron la totalidad de la operación [contra Maduro], incluyendo todo el dinero, en coordinación con la oposición de Venezuela, incluyendo Leopoldo López”, Rivera dijo en uno de los mensajes de texto.

“En lo que concierne a que los 6 de Citgo se encuentran encarcelados, yo les adverti que no regresaran a Venezuela. Les dije que parecía ser una trampa de Maduro, lo cual lo era”, agregó.

Los seis ejecutivos, que trabajaban en Estados Unidos, fueron citados por el régimen para participar en una reunión de trabajo en Caracas, siendo arrestados poco después de llegar a la ciudad.

La demanda, presentada por la firma de Washington Willkie, Farr & Gallagher, no hace mención de López ni de los seis ejecutivos de Citgo.

true
La demanda en contra de Interamerican Consulting, propiedad de David Rivera, fue interpuesta en una corte federal de Nueva York por opositores de Maduro que actualmente controlan la subsidiaria estadounidense de la paraestatal petrolera PDVSA. MIAMI Foto: el Nuevo Herald

Vía: https://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article242721736.html

¿QUIEN QUIERE MATAR AL USURPADOR MADURO?

¿QUIEN QUIERE MATAR AL USURPADOR MADURO?

Por Alexis Ortiz

Comentario editorial para BIENVENIDOSVENEZOLANOS.COM
Miércoles 6 de mayo 2020

Nicolás Maduro, muchacho de mandados de Raúl Castro, como antes Stalin, Fidel Castro y Chávez, dijo de nuevo que lo quieren matar.
El castrochavismo acaba de hacer un montaje con una chapucera invasión a Venezuela, para distraer la atención de la cada vez mas espantosa tragedia venezolana, justificar mas persecusión a la resistencia democrática, eliminar a sus propios aliados militares no sumisos y, desde luego, tratar de disminuir la credibilidad nacional y foránea del presidente legitimo Juan Guaido.
El gobierno usurpador es un avispero. No confían unos en otros y saben que se les vino la noche. Que ni Bambarito los puede salvar.
En esa situación desesperada en que están, no se percatan que nadie tiene interés en asesinar a Maduro ni a sus cómplices Padrino, Delcy, Diosdado y resto de los canallas.
Lo que quiere todo el mundo es que los gringos le pongan el guante y estén vivos para pagar por sus fechorías.
Nos imaginamos que ellos no pueden dormir sabiendo que los caza recompensas les están respirando en la nuca.

Los documentos secretos de Venezuela sobre el ministro Tareck El Aissami

Los documentos secretos de Venezuela sobre el ministro Tareck El Aissami

Es uno de los líderes más poderosos del gobierno venezolano, un hombre de mano dura que ha reprimido protestas, ha enfrentado a rebeldes y ha sido una presencia constante al lado de Nicolás Maduro, el presidente autoritario del país.

Pero durante años, Tareck El Aissami, uno de los confidentes más cercanos de Maduro, también ha sido objeto de amplias investigaciones por parte del servicio venezolano de inteligencia sobre sus vínculos con el submundo criminal.

Según un archivo secreto recopilado por agentes venezolanos, El Aissami y sus familiares han ayudado a colar a militantes de Hezbolá en el país, han hecho negocios con un narcotraficante y resguardado 140 toneladas de químicos que se cree fueron usados para la producción de cocaína, lo que ha contribuido a convertirlo en un hombre rico mientras el país se ha sumido en el caos..

Venezuela, cuya economía está destrozada y su población pasa hambre, se encuentra en medio de una lucha desesperada por el control del país. Los líderes opositores están llamando a un levantamiento mientras que las autoridades civiles y militares del chavismo se aferran al poder, y se han presentado unidos en lo que se considera como una demostración de fuerza contra las recientes protestas callejeras.

Pero los documentos ofrecen una rara oportunidad para ver cuán fragmentados y nerviosos se han vuelto los servicios de seguridad de la nación, particularmente sobre la corrupción en los niveles más altos del gobierno.

El Aissami, exvicepresidente que ahora es el ministro de Industrias y Producción Nacional del gobierno de Maduro, ha estado durante mucho tiempo en la mira de las autoridades estadounidenses. Fue imputado en marzo en una corte federal en Manhattan y hace dos años el Departamento del Tesoro lo sancionó luego de investigar las acusaciones en su contra por trabajar con narcotraficantes.

Él y Maduro han desestimado las acusaciones, que atribuyen a una guerra propagandística establecida por el gobierno de Donald Trump para tumbar al gobierno venezolano.

Sin embargo, la propia agencia de inteligencia venezolana —que El Aissami alguna vez dirigió— ha alertado incluso en más casos sobre El Aissami y su familia desde hace más de una década, y recopiló esas alertas en un archivo de documentos, hallazgos de investigaciones y transcripciones de entrevistas con narcotraficantes.

El archivo, entregado a The New York Times por un exoficial venezolano de inteligencia de alto rango y cuyos contenidos fueron confirmados de manera independiente por otro exoficial, narra testimonios de informantes que acusan a El Aissami y a su padre de reclutar a miembros de Hezbolá para expandir el espionaje y las redes de narcotráfico en la región.

El Aissami con Nicolás Maduro (derecha) en una reunión sobre economía en Caracas, el año pasadoCreditMarco Bello/Reuters

Hezbolá es considerada una organización terrorista por Estados Unidos y funcionarios estadounidenses dijeron que desde hace tiempo tiene presencia en América del Sur, donde ha ayudado a lavar dinero del narcotráfico. En 2008, el Departamento del Tesoro sancionó a otro diplomático venezolano tras acusarlo de recaudar fondos para Hezbolá y de ayudar a sus integrantes a viajar hacia Venezuela.

De acuerdo con el dossier, El Aissami y su padre, Carlos Zaidan El Aissami —un migrante sirio que alguna vez trabajó con Hezbolá durante sus visitas a su país natal—, buscaron cómo introducir a Hezbolá en Venezuela.

Los informantes les dijeron a agentes de inteligencia que el padre de El Aissami estaba involucrado en un plan para capacitar a miembros de Hezbolá en Venezuela “con miras a expandir las redes de inteligencia en toda América Latina y al mismo tiempo trabajar en narcotráfico”, según los documentos.

Esa información indica que El Aissami ayudó a impulsar ese plan al utilizar su autoridad sobre los permisos de residencia para emitir documentos oficiales a militantes de Hezbolá, permitiéndoles quedarse en el país.

El archivo no especifica si Hezbolá logró establecer su red de inteligencia o rutas de drogas en Venezuela. Pero sí menciona que miembros de esa organización se establecieron en Venezuela con la ayuda de El Aissami.

El exvicepresidente y ministro también colaboró con el mundo criminal de otras maneras: los documentos afirman que su hermano, Feraz, hizo negocios con el narcotraficante más célebre de Venezuela, Walid “el Turco” Makled, y que tenía casi 45 millones de dólares guardados en cuentas bancarias suizas.

Los documentos también muestran que El Aissami tenía vínculos con el narcotraficante, al señalar que emitió grandes contratos públicos a una empresa vinculada a Makled.

Según el archivo, mientras el país se dirigía a un colapso económico que forzó a millones de personas a huir de Venezuela y que ha causado una grave escasez de alimentos y medicinas, El Aissami se volvió un hombre rico.

Enfrentamientos entre opositores del gobierno de Nicolás Maduro y tropas que lanzaron gas lacrimógeno en Caracas, el 30 de abril CreditFernando Llano/Associated Press

Los documentos muestran que El Aissami —con ayuda de un testaferro que es blanco de sanciones económicas estadounidenses—‚ compró un banco en Estados Unidos, parte de una constructora, una participación accionaria en un centro comercial panameño, tierras pensadas para un complejo turístico de lujo y varios proyectos inmobiliarios en Venezuela, incluyendo una “mansión millonaria” para sus padres.

El Aissami no respondió a nuestras solicitudes por escrito para una entrevista y en Venezuela no ha sido acusado formalmente por cargos de narcotráfico ni corrupción.

Pero el 8 de marzo, Estados Unidos anunció su imputación contra El Aissami, lo que lo convierte en el segundo miembro del gabinete de Maduro acusado por narcotráfico.

Néstor Reverol, actualmente ministro del Interior, también está imputado. Y dos sobrinos de la primera dama, Cilia Flores, fueron condenados en 2017 a penas de dieciocho años en una prisión estadounidense por intentar traficar 800 kilogramos de cocaína.

Efraín Antonio Campo Flores (segundo de izquierda a derecha) y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de la primera dama venezolana Cilia Flores, fueron arrestados en Haití en 2015.CreditProcuraduría de EE. UU. en Manhattan vía Reuters

El gobierno estadounidense dijo que El Aissami estaba muy involucrado con narcóticos cuando fue sancionado en 2017, por lo que congelaron sus bienes junto con los de su presunto testaferro, Samark López. Se dijo que el funcionario supervisaba o en parte era dueño de envíos de drogas de más de una tonelada, que administraba una red internacional de negocios para lavar el dinero obtenido de la venta de narcóticos y que se alió con Makled, el narcotraficante.

Sin embargo, los fiscales estadounidenses nunca revelaron las pruebas para su imputación.

Los memorandos del servicio de inteligencia venezolano que fueron revisados por The New York Times ofrecen los detalles más precisos, hasta ahora, sobre cómo una de las familias más poderosas de ese país construyó un imperio, al reconstruir una saga familiar que se extiende de Siria a Venezuela y del submundo de las drogas al círculo presidencial.

Una de las pistas condujo a un camino solitario cerca de la frontera de Venezuela con Brasil.

Un oficial de la Guardia Nacional Bolivariana que fue entrevistado sobre una redada de 2004 les dijo a los procuradores que había una serie de “almacenes en estado de decadencia, que lucían abandonados”. Pero los sitios no estaban vacíos.

Estaban siendo usados para almacenar químicos, incluyendo 140 toneladas métricas de urea, un precursor que se utiliza para hacer cocaína, según los documentos.

La urea es una sustancia de venta controlada en Venezuela y los documentos indican que los dueños de los almacenes no tenían cómo presentar las licencias para la compra. Un investigador policial les dijo a los procuradores que la urea supuestamente fue vendida para ser usada como fertilizante pero esa explicación era sospechosa porque no hay actividades agrícolas en la región.

Y luego apareció el dueño de los químicos: Makled.

Walid Makled fue condenado a catorce años de prisión en 2015 por cargos de narcotráfico y lavado de dinero.CreditJose Miguel Gomez/Reuters

La redada fue el principio del fin para el narcotraficante venezolano, que Estados Unidos quiere extraditar. La Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) empezó a consolidar los casos en contra de Makled por traficar drogas con ayuda de funcionarios de alto nivel. Makled fue capturado seis años después y en 2015 lo sentenciaron a catorce años de prisión en Venezuela por tráfico de drogas y lavado de dinero.

Pero aparentemente pasaron por alto a otro hombre clave en el caso: Haisam Alaisami, otro familiar de El Aissami y quien le dijo a los procuradores que era el representante legal de Makled Investments, la compañía del Turco. Dos personas que conocen a la familia identificaron a Alaisami como primo directo de Tareck El Aissami.

Alaisami no pudo dar más información sobre los posibles compradores de la urea y los investigadores derivaron el caso a la división de narcóticos de la agencia de criminalística y forense por “sospecha de contrabando”, según los documentos policiales que son parte del archivo.

Ni Makled ni Alaisami respondieron a solicitudes escritas para que hicieran declaraciones.

Alaisami tenia un familiar poderoso con El Aissami, quien se crió con él en Venezuela junto otros integrantes del clan que había llegado desde Siria.

A medida que la investigación se fue moviendo por agencias estatales, El Aissami empezó a ascender en los círculos políticos de la izquierda de su país. Pasó de ser cercano al hermano del fallecido Hugo Chávez a ser legislador del Partido Socialista Unido de Venezuela y, en 2008, fue el ministro del Interior.

Ese año, una empresa subsidiaria de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) intervino en el caso: escribió una carta que decía que podía justificar los químicos encontrados en los almacenes.

En ese entonces no se presentaron cargos contra Makled ni Alaisami. Los documentos de los procuradores parecen mostrar que la urea incluso fue devuelta a Makled, quien aceleró su negocio de tráfico de drogas en Venezuela y en Colombia.

Otras ramas de la familia de El Aissami también buscaban hacer negocios con Makled.

En algún momento antes de 2010, Makled fue buscado por el hermano de El Aissami, Feraz, para que diera una suma considerable de dinero a una compañía de importaciones basada en Panamá, según el informe de inteligencia. El dinero sería usado para adquirir un tanque petrolero para usarlo como parte de un contrato con Pdvsa.

Los hermanos El Aissami parecen haber estado muy involucrados en ese emprendimiento, según el informe. Feraz y un socio de negocios eran la imagen pública de la empresa mientras que Tareck, quien era ministro del Interior en ese entonces, firmó contratos públicos lucrativos con la empresa; entre ellos, uno que fue otorgado sin licitación para dar suministros al sistema carcelario de Venezuela, según el informe de inteligencia.

El Aissami Maiquetía, Venezuela, en marzo CreditYuri Cortéz/Agence France-Presse — Getty Images

Hubo otro hombre que generó sospechas respecto de la empresa de importaciones: López, el hombre que según los funcionarios estadounidenses actuó como testaferro de El Aissami en la red de tráfico de drogas.

El informe también incluye recibos bancarios de HSBC para cuentas vinculadas a Feraz, el hermano de El Aissami, por casi 45 millones de dólares; un dinero que el informe vincula a Makled, el narcotraficante.

HSBC cerró las cuentas de Feraz luego de que Makled fuera arrestado por cargos de tráfico de drogas, de acuerdo con los documentos de inteligencia.

El archivo concluye con testimonios de informantes sobre los vínculos de la familia con Hezbolá, al detallar esfuerzos para reclutar a militantes que iban a establecer una red de tráfico de información y de drogas por América Latina.

Una de las fuentes para esa información fue el mismo Makled, quien describió cómo estaba involucrado El Aissami en el plan, según un memorando de inteligencia.

Esa no es la única vez que El Aissami fue acusado de ayudar a Hezbolá o a Makled. Funcionarios estadounidenses, y algunos venezolanos, han hecho afirmaciones similares, aunque El Aissami ha negado tener vínculos con grupos militantes en el pasado, a pesar de los reportes periodisticos.

Pero los oficiales de inteligencia venezolanos sentían que tenían evidencia de lo contrario. El archivo termina con referencias a fotografías de personas que “pertenecen al grupo terrorista mencionado”.

Cortesía The New York Times

Marco Rubio: asesores de Maduro contactaron a EEUU para lograr un acuerdo

Marco Rubio: asesores de Maduro contactaron a EEUU para lograr un acuerdo

En los dos meses transcurridos desde que el asambleísta opositor Juan Guaidó desafiara al presidente venezolano, Nicolás Maduro, importantes asesores del mandatario han pedido reunirse con el gobierno de Estados Unidos, según el senador Marco Rubio. Play

Rubio, senador republicano de Florida con una fuerte influencia sobre la política estadounidense en América Latina, comentó en una entrevista telefónica que el gobierno de Trump ha rechazado tales reuniones porque no confía en los funcionarios venezolanos.

«No hay una sola figura importante del régimen que no se haya contactado para llegar a un acuerdo», afirmó Rubio.

El gobierno de Donald Trump ha rechazado ofrecimientos del Vaticano y otras naciones para mediar entre Maduro y Guaidó, argumentando que con eso no se gana nada. El enviado especial de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, se reunió en más de una ocasión con el canciller de Maduro, Jorge Arreaza, pero aclaró que sus conversaciones se limitaron a garantizar que las comunicaciones permanecieran abiertas y que el personal de EEUU, que finalmente abandonó el país, estuviera a salvo.

El Departamento de Estado no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre las declaraciones de Rubio.

(Foto: archivo)
(Foto: archivo)

El senador afirmó que la presión actual sobre el régimen de Maduro -50 países, liderados por EEUU, han reconocido a Guaidó como legítimo jefe de gobierno- tarde o temprano dará frutos.

«Los incentivos para los leales comenzarán a disminuir a un ritmo rápido», explicó. «No pueden movilizarse y están cada vez más aislados».

Si bien expresó su confianza en el éxito final de la presión ejercida, Rubio reconoció que los cercanos a Maduro, especialmente los comandantes militares, se mantienen a su lado por temor a terminar en la cárcel si el presidente cae. Guaidó y otras figuras opositoras les han asegurado que si desertan no serán procesados, pero ellos no les creen.

Más temprano, Rubio señaló que el secuestro de Roberto Marrero, jefe del despacho del presidente interino de Venezuela, «podría indicar el comienzo de los esfuerzos para arrestar a Juan Guaidó».

«La policía secreta del régimen de Maduro ha arrestado al jefe de gabinete del presidente interino Juan Guaidó. Esta es una escalada significativa de la represión y podría indicar el comienzo de los esfuerzos para arrestar al propio Guaidó», escribió Rubio vía Twitter.

Aproximadamente a las 2:00 am de este jueves, funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional allanaron la casa del jefe de despacho de la Asamblea Nacional, Roberto Marrero, y el diputado a la AN Sergio Vergara.

Desde entonces, el gobierno estadounidense, la OEA, el Grupo de Lima y varios países de la región exigieron su liberación.

Con información de Bloomberg