Crisis terminal

Crisis terminal

Por Vladimiro Mujica -mayo 16, 2020

A pesar de que muchos sinólogos han objetado esta interpretación, se ha hecho popular en Occidente la idea de que la palabra crisis en chino (Weiji) es una combinación de dos caracteres, uno que representa “peligro” y el otro “oportunidad.” Aparentemente esta explicación etimológica ganó impulso en Estados Unidos después de que John F. Kennedy la empleó en discursos de campaña en 1959 y 1960. Independientemente de si la traducción del chino es correcta o no, la idea de que en cada crisis hay una oportunidad, es hermosa y dinámica y da cabida a la esperanza. En otra dirección, quizás más al punto en el contexto venezolano, valga la pena recordar que la palabra crisis en castellano proviene de la forma latina del vocablo griego “krisis” que tiene a su vez varias interpretaciones; una de ellas se refiere al punto de inflexión de una enfermedad, un momento en que el paciente puede mejorar o empeorar, incluso morir. De modo, pues, que la interpretación optimista, de discurso motivacional y libros de autoayuda, de que las crisis significan oportunidades tiene que ser morigerada por la otra vertiente etimológica de la palabra. Pero sigamos en la ruta china.

La amenaza

Venezuela, al menos el país que nosotros conocimos, se encuentra en una crisis terminal. Cada vez es más evidente que la continuación de Nicolás Maduro y su camarilla en el poder, constituye una amenaza real a la existencia misma de la nación. La pandemia originada por el coronavirus, que en términos coloquiales ha empezado a ser conocido como el “cabronavirus” dada su impresionante versatilidad genética y agresividad, le ha dado la oportunidad perfecta al régimen para hacer, si cabe, más miserable la vida de los venezolanos, y controlar aún más a la población con una cuarentena conducida con absoluta arbitrariedad,  una combinación de estado de sitio y emergencia nacional continuada, manejada por una mezcla de fuerzas militares, policiales y “pránicas”. Es casi inescapable la conclusión de que el régimen sabía que la otra crisis, la de la gasolina, se le venía encima y aprovechó sibilina y brutalmente la oportunidad de la pandemia para restringir al máximo el consumo de combustible, obligando a la gente a quedarse en sus casas. Así las cosas, la supuesta acción eficaz del régimen para contener al cabronavirus, ha terminado por revelarse en buena medida como una acción de control y represión de la población, para prevenir la protesta por la escasez de gasolina.

Por supuesto, el propósito del régimen va mucho más allá, y se extiende rápidamente al ámbito político. La cuarentena y sus secuelas se han convertido en el arma final en la siembra de desesperanza y frustración, de resignación y sumisión últimas, que la oligarquía de Maduro y su camarilla pretenden exigirle al pueblo venezolano. Aparecer como dueños últimos e inamovibles de la escena y conducir al país a un teatro de elecciones parlamentarias que le devuelvan al régimen el control de la Asamblea Nacional, burlándose en la cara del gobierno encargado de Guaidó, de Estados Unidos, de una parte muy importante de la comunidad internacional que lo condena y, en última instancia, de nosotros, los venezolanos.

La oportunidad

La indignación y la frustración que acongojan a los venezolanos con la situación del país es profunda y ha llegado a un punto en que se puede tornar incontrolable y conducir a un estallido social. Pero es mucho el miedo y la desesperanza sembrados por el régimen y, duele decirlo, sembrados por la propia resistencia democrática. La desunión de la resistencia, sus conflictos internos, las ansias de poder irreprimibles, los egos, las trampas internas y los discursos ambivalentes, se han convertido en la otra cara de la desesperanza. La una cultivada por el régimen, la otra responsabilidad nuestra. Ello por supuesto no significa desconocer la valentía y el coraje de quienes dan la batalla por todos nosotros en Venezuela, y el arrojo de la sociedad civil y los héroes anónimos, maestros, médicos y profesionales que permiten que el país no haya colapsado del todo. Pero es necesario un cambio profundo en la estrategia de la resistencia y ese cambio no se puede producir si no se reconocen nuestros errores y falencias.

El Arca de Guaidó, el buque de la salvación de Venezuela, necesita una urgente corrección de rumbo. Guaidó debe trascender su condición de presidente encargado y convertirse en el líder de toda la resistencia, y no solamente la reunida en el G4, y la voz de la esperanza para un pueblo que se resiste a morir y que está a la espera de un llamado unitario a la movilización popular cívico-militar que conduzca a un gobierno de transición y elecciones libres. Solamente así seremos creíbles ante nuestros aliados internacionales, que comprenden que los venezolanos no podemos salir solos de esto, que la nuestra es una crisis que incluye a otros actores desestabilizantes, como Cuba, Irán, Rusia y la guerrilla colombiana, pero que exigen que hagamos nuestra parte del trabajo de una manera organizada y consistente, no con mensajes y acciones contradictorios. ¿Estaremos a la altura del reto de la crisis terminal?

Vía: https://www.elnacional.com/opinion/crisis-terminal/

TRUMP, VENEZUELA Y CUBA

TRUMP, VENEZUELA Y CUBA

Por Joaquin Pérez Rodríguez.


Bernie Sanders parecía tener una buena posibilidad de conseguir la candidatura demócrata cuando comenzaron las internas. Ganaba en New York y en California. En Florida estaba dando la pelea. Venía de ganar en Iowa mientras su contrincante de más peso, Joe Biden, no lograba despegar.

¿Cómo comenzó la debacle de Sanders?
Pero la debacle de Sanders comenzó cuando el domingo 24 de febrero, en el programa “60 Minutes” del canal CBS, comentó sobre la revolución cubana que “sería injusto decir que todo es malo”. Bastó esa frase para que la maquinaria propagandística de la campaña del presidente Trump magnificara la frase y lo acusaran de procomunista.El mundo latino de la Costa Este se hizo eco inmediatamente del planteamiento. Los ataques se multiplicaron y Sanders pasó a ser de socialista sueco a comunista cubano.

Skyrocket
La candidatura de Biden se disparó.

Muchas otras cosas pasaron, que volcaron la balanza hacia el precandidato Biden y su campaña, que ni dinero suficiente tenía, despegó como un cohete. Superó a Sanders por 30 y 40 puntos de ventaja en primarias ulteriores y logró la candidatura demócrata. Fue un triste final para Sanders, que perdió con Biden mucho peor que con Hillary. En todo su equipo no hubo nadie que le aconsejara no tocar el tema Cuba, porque ese tema destruye campañas y acaba con personalidades.

biden
De una candidatura en cuarto lugar de las primera primarias, pasa a ganador.

Reagan mondale
Mondale ganó el debate pero perdió las elecciones.

Los errores que no deben cometerse en las campañas políticas.


La Florida es un estado bisagra, que a veces vota demócrata y a veces republicano. A veces vota por un candidato a presidente de un partido y por un candidato a gobernador de otro. Y en la Florida oler a fidelismo o a chavismo es mortal.

El dogma de los temas tabúes no es solamente de Florida. Durante el primer debate presidencial entre el presidente Reagan y Walter Mondale sucedió algo importante. Reagan se jugaba la reelección y, cuando quiso rematar su presentación se quedó en blanco. No lograba conseguir la frase. Quedó como un viejito desorientado y sin memoria. Todos hablaban del desastre de Reagan en ese primer debate. Sin embargo, Mondale había dicho algo que a la larga lo perjudicaría mucho más. Dijo más o menos: “para pagar el endeudamiento que Reagan ha creado tendré que subir los impuestos”. Y eso es algo que, un candidato que quiera ganar, no puede decir en los Estados Unidos. Los votantes en esas cosas no son razonables. Mondale lo reconoció cuando comentó después que había ganado ese debate, pero que allí había perdido la presidencia.

Trump fauci
El Presidente Trump se ha hecho el centro de la publicidad durante la pandemia.

El Presidente ha utilizado su presencia en los medios como parte de su campaña. Esto puede ser muy peligroso.


La actuación al frente de la crisis del coronavirus 19 ha sido tan mala para Trump que, en un plazo de 2 semanas, la apreciación de los electores pasó de muy buena a muy mala en ese lapso. Cayó de +22 hasta -11. Una pérdida de 33 puntos en un corto tiempo. Por la cobertura mediática diaria que el Presidente ha buscado, para aparecer como el adalid del triunfo contra la pandemia, si la percepción de la gente es que manejó bien la crisis, el triunfador absoluto sería él. Pero si todo termina en una catástrofe con miles de muertos, desempleados, y la economía termina en una contracción violenta, todo se le achacará a él. Y eso están diciendo las encuestas. Por eso no es extraño que su equipo de campaña esté regañado y con temor a perder.

Biden Cuba
El equipo de campaña de Trump no perdió tiempo para acusa a Biden.

Ante una declaración de Biden sobre un tema caliente, los ataques comenzaron.


La campaña del presidente Trump sabe de esas cosas, y así como magnificaron el “comunismo” de Sanders, ahora quieren acusar a Biden de fidelista, porque eso le puede dar un triunfo en el estado de la Florida, que necesitan desesperada mente.

Biden, en una entrevista que le hicieron en la filial de Miami de CBS, dijo que reanudaría las relaciones con el gobierno cubano. Pero dijo más, explicó que de ganar las elecciones le exigiría al gobierno cubano que cumpliera los compromisos de apertura democrática, que eran parte de la política de Obama hacia la Isla. Dijo que aislar a Cuba, durante 50 años, no había dado resultado y que ahora tampoco lo estaba dando. Que mantendría las sanciones sobre personajes de los gobiernos cubano y venezolano, porque “reconocer no es dejar de sancionar”. Pero eso no se incluyó en la información. Se recalcó lo que convenía políticamente.

Inmediatamente Fox News y Breitbar News, empresas de comunicación muy comprometidas con la campaña republicana, comenzaron una campaña acusando a Biden de apoyo a los castristas y a Maduro.
La opinión pública está muy polarizada. La contienda está tan crispada que muchos votantes venezolanos y cubanos solamente escuchan que Biden es chavista y castrista y así lo toman. No leen, no se informan, no analizan.

los-dos-nuevos-portaaviones-de-eeuu-que-pueden-arrasar-corea-del-norte-en-minutos
El Portaaviones que nunca llegó.

Las acciones de esta administración han empeorado las cosas en Cuba y en Venezuela.


Realmente la política de Trump hacia Cuba no ha tenido trascendencia. No ha logrado presionar al chavismo, no ha cambiado el sistema interno en Cuba. Pero como contrapartida, no ha ayudado a los cubanos que huyen del sistema. Los paran en la frontera con México y los devuelven a Cuba. Y con los venezolanos ha pasado algo peor, les ha dicho que todas las opciones están sobre la mesa, que el portaviones está listo para viajar la próxima semana y, fuera de sancionar a ciertas figuras, no ha hecho más. La más fácil, la que tiene a la mano y ayudará de verdad a los venezolanos que no pueden trabajar y que corren el riesgo de ser apresados o deportados, el estatus especial, esa no la firma. No quiere hacerlo.

Veremos muchas cosas sucias en esta campaña, pero lo que más dolerá serán las promesas incumplidas. La desilusión de haber sido engañados y dejados en la estacada. Como Bahía de Cochinos fue para los cubanos, el portaaviones de la semana que viene será para los venezolanos. Lloverá y veremos.

Presidente Trump: Los venezolanos necesitan «alivio migratorio – DED»

Por PEDRO MENA 03 de mayo de 2020 –

Todos los requerimientos de instancias diplomáticas y organismos multilaterales han sido cumplidos. No hay un país en el mundo que desconozca nuestra tragedia

A diario mis amigos, compatriotas y seguidores en las redes sociales, me preguntan sobre cuándo y cómo será la caída del usurpador Maduro, el inicio de un gobierno de “emergencia nacional” para enfrentar la eminente transición, hacia la convocatoria, una vez cumplidos todos los pasos constitucionales, con un nuevo CNE y TSJ, para realizar unas elecciones libres y transparentes a los fines de elegir la nueva integración de la Asamblea Nacional y el nuevo presidente de la República.

Mi respuesta siempre ha sido lacónica y precisa, denle tiempo al tiempo, siendo pacientes con la paciencia, esto no es “soplar y hacer botellas” en forma mágica e irreal, la política tiene sus propios procesos y normas que cumplir, en forma sorpresiva los hechos aparecen con soluciones definitivas, como producto de la buena inversión del tiempo en acuerdos, negociaciones y presiones de cualquier tipo, no hay exclusión de ninguna. Pero ya llegó el tiempo, es ahora o nunca, Sr.presidente Trump. Confiamos en su compromiso democrático para derrotar el flagelo comunista del castro comunismo en América Latina.

Llegó la hora del desenlace de esta tragedia que sigue afectando a millones de compatriotas que sufren en carne propia el exilio obligado, la persecución y agresiones políticas, con asesinatos, torturas, desaparecidos, presos y secuestrados, además de todo un pueblo sufriendo de hambre, fallas de electricidad y agua potable, ausencia de medicamentos y atención médica debida, y una inseguridad total. La pobreza y la mendicidad campean en medio de una pandemia originada en China comunista que amenaza con destruir lo único que falta por hacer, los pobladores de Venezuela. El país está a punto de estallar.

Todos los requerimientos o instancias diplomáticas en la ONU, OEA y otros organismos multilaterales han sido cumplidos a cabalidad. Hoy no hay un país en el mundo que desconozca nuestra horrible tragedia, producto de las acciones cruentas de este narco dictador asesino y corrupto. Con excesiva paciencia asiática, hemos estado apegados a los criterios diplomáticos de los diversos “diálogos” sin suerte alguna. Solo pérdidas de tiempo y espectáculo publicitario para favorecer a la dictadura, otorgándole más tiempo para sobrevivir.

Hemos sufrido las pérdidas de vida de inocentes jóvenes y adultos asesinados, torturados, detenidos y exilados, con la existencia de una larga lista con miles de casos de personas afectadas, con sus denuncias soportadas por claras evidencias, las cuales conocen los organismos internacionales de DDHH, entre ellas la ONU y su alta comisionada Michelle Bachelet, sin resultado y sanciones individuales o colectivas. Impunidad y más impunidad. La lentitud y la burocracia en plena acción. La justicia sigue ausente.

Hemos demostrado que somos una expresión mayoritaria del pueblo venezolano, bajo la conducción y liderazgo del presidente Guaidó y los valientes diputados de la legítima AN, al movilizar reiteradamente en las calles y avenidas de toda Venezuela millones de compatriotas, al igual que en el exterior, pidiendo cese a la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. El pueblo y su presidente legítimo han cumplido.

Ahora cada diputado o dirigente opositor es un enemigo potencial para la dictadura, cuyos sabuesos y carceleros verán en ellos las presas predilectas para cometer sus fechorías, saciar sus instintos criminales y cometer impunemente las violaciones de sus derechos fundamentales. La mayoría de las casas de sus familiares y sus propios hogares han sido pintados en todo el país, con grafitis rojos amenazándolos de muerte por los grupos paramilitares afectos al régimen. Sus vidas, en peligro.

Reconocemos el importante avance tenido en el ámbito internacional al ser reconocido por 60 países nuestro presidente Guaidó, el tener embajadores en varios países hermanos, como es el caso de Carlos Vecchio en los Estados Unidos, así como también el embajador Gustavo Torre en la OEA. Las gestiones de grupos diplomáticos como: “Grupo Lima” y en Europa el “Grupo de Contacto” han sido también positivos, sus apoyos.

En este momento, la única esperanza que tenemos los venezolanos es que usted, presidente Trump, no descarte de las opciones que están en mesa una acción profiláctica antidrogas, anti terrorista y humanitaria de fuerzas internacionales, encabezada por Estados Unidos, que actúe con precisión, en el rescate y defensa de los DDHH de 30 millones de seres humanos, agobiados por la represión militar del sector narco de la FANB, grupos paramilitares nacionales y terroristas extranjeros, como las guerrillas colombianas de la FARC y ELN y Hezbollah. Las órdenes de capturas y recompensas económicas por los narcos delincuentes deben ser puestas en práctica de inmediato.

Sr. presidente Trump, cómo venezolano republicano y ferviente admirador y seguidor de su obra de gobierno, postura que muchos enemigos y adversarios de su gobierno rechazan y desatan “campañas sucias” calumniosas contra quienes ofrecemos nuestro respaldo incondicional a su valiente posición política, lo estimulamos a que estudie la posibilidad cierta de aprobar un “alivio migratorio urgente” que pueda ser “DED –Defered Enforced Departure,” como medida humanitaria para favorecer a miles de venezolanos en situación de ilegalidad en USA, que es un clamor mayoritario de toda la comunidad venezolana.

Esta propuesta fue realizada por la organización ORVEX, de Florida, y su presidente Elio C. Aponte, con fecha 2 de octubre 2008 al presidente George Bush, luego el 30 de abril de 2015 al presidente Barack Obama, y finalmente al presidente Donald Trump el 15 de agosto 2017. Permite a través de una Resolución Ejecutiva del presidente , no sujeta a la aprobación del Congreso, detener la deportación de manera temporal a un grupo de personas de un determinado país y cuyas vidas corren serio peligro si llegan a ser deportadas.

El DED brinda protección temporal en los Estados Unidos por un período que oscila entre 12 y 18 meses. Durante ese tiempo, las personas beneficiadas con el DED pueden obtener permiso de trabajo y una tarjeta de Seguro Social («el Social») para poder trabajar y vivir con dignidad en este país.

Reiteramos nuestro compromiso con la lucha por la democracia y la libertad en América Latina, cuya cruzada usted preside y que cuenta con miles de compatriotas venezolanos, cubanos, colombianos y nicaragüenses que lo apoyamos en sus aspiraciones reales de ser reelecto en las elecciones presidenciales de noviembre de este año 2020.

En usted confiamos, no nos detendrán ante nada, lo invitamos a contener este “holocausto caribeño” aplicando las medidas necesarias para desmantelar en forma definitiva esta cruel dictadura castro comunista en Venezuela. ¡Cuente con nosotros! En usted confiamos, presidente Trump.

Artículo cortesia de Pedro Mená

Fuente:

https://www.diariolasamericas.com/opinion/presidente-trump-los-venezolanos-necesitan-alivio-migratorio-ded-n4198300

“San Cristóbal” arriba a sus 459 años

“San Cristóbal” arriba a sus 459 años

Es una de las ciudades más antiguas de Venezuela

El 31 de marzo del año 1561, se fundó  en el país una de las jurisdicciones más longevas del territorio venezolano. Se trata de la ciudad de la cordialidad en el Estado Táchira, mejor conocida como “San Cristóbal”.

La cual nació gracias a la iniciativa del capitán español, Juan Maldonado y Ordóñez de Villaquirán, quien en compañía de un minúsculo grupo de combatientes le dio nombre a esta localidad en las orillas del Río Torbes.

Según lo que indica el historiador y ex presidente, Ramón J. Velásquez, en el Atlas práctico de Venezuela de El Diario El Nacional’, “desde este primer poblamiento hispano, la región tachirense perteneció a la jurisdicción de la Audiencia de Santa Fe de Bogotá, hasta 1777, cuando por determinación de Carlos III, la Provincia de Mérida-Maracaibo se integró a la Capitanía General de la República”.

Posteriormente, para el  11 de marzo de 1856, por decreto del Congreso se creó la provincia del Táchira, la cual tendría como capital a San Cristóbal, donde se instaló un gobierno provisional y existía una población aproximada de 42.731 habitantes.

No obstante, este territorio y grupo de personas se fue dando a conocer por el resto de los ciudadanos del país para el año 1925, cuando se creó la Carretera Trasandina, debido a que era una zona de difícil acceso.

“Por esta razón el mundo tachirense permaneció inédito, y fue solamente hasta 1925 cuando empezaron a descubrir los  11.100 kilómetros cuadrados de su extensión territorial” aclara Velásquez.

 Clima

La temperatura oscila entre los 11Cº y 23Cº

Gastronomía

Entre los principales platillos que degustan los tachirenses se encuentra la pisca andina, el perico, guisos y sopas con bollos andinos o de mazorca, y más.

Lugares emblemáticos

  • Palmira
  • Parque Nacional Chorro “El Indio”
  • Peribeca
  • Pozo Azul Las Adjuntas

Crónicas desde Miami: 1 de setiembre

Por Alexis Ortiz
Hay fechas de fechas. Algunas que marcan el principio del fin de un dominio ominoso. El 6 de junio de 1944 fue el Día D, la invasión a Normandía por los aliados, que terminó dando al traste con el régimen criminal de Hitler. El 19 de abril de 1810 se alzaron los caraqueños y, en poco tiempo, se desplomó el oprobio de la monarquía española sobre su colonia venezolana.
Salvando las distancias, el 1 de setiembre de 2016 puede ser un día decisivo en la historia de Venezuela. Si el pueblo se moviliza multitudinariamente en defensa de su derecho al revocatorio, una salida electoral y pacífica para la pesadilla castrochavista, seguramente le vamos a ahorrar a nuestro país el baño de sangre a que están dispuestos para mantenerse en el poder, Maduro, Padrino y demás esbirros de Raúl Castro.
Ya el 11 de abril de 2002, con una marcha masiva, el pueblo sin violencia, sacó del mando al comediante eterno Hugo Chávez. No hay que olvidarlo. Si ese clamoroso episodio terminó en fracaso, fue por la incompetencia de los amateurs, adalides de la anti política, que estuvieron al frente del proceso. Pero tal disparate no tiene porque repetirse.
La marcha del 1 de setiembre será pacífica, alegre y concurrida. Es el pueblo y no golpistas trasnochados, el que tiene que imponer en la calle el revocatorio. El gobierno trata de meter miedo, anunciando represión y tildando la marcha de subversiva. Para ellos todo lo que no sea obedecerles es sedicente.
Pero ya no hay espacio para el miedo y la apatía. En Venezuela la humillación de la escasez, corrupción, inseguridad y otros males derivados del fracaso castrochavista, son insoportables.
Es la calle para obligar al revocatorio, para rescatar la Democracia, o el caos, la desolación y el hambre permanentes.
Escritor, periodista y político venezolano.
Sigue a Alexis Ortiz en Twitter: @alexisortizb
[email protected]
www.alexisortiz.com