SEÑAS DE IDENTIDAD DEL POPULISMO

SEÑAS DE IDENTIDAD DEL POPULISMO

Alexis Ortiz / Crónicas desde Miami / Artículo para «elNuevo Herald de Miami»… / 28 de enero 2022

Manifestaciones del populismo encontramos en toda las épocas, aunque se trata de un fenómeno contemporáneo. Hoy se gobiernan (o gobernarán) con criterios populistas distintas naciones, verbigracia:

          Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, ¿Colombia?, Cuba, El Salvador, Honduras, México, Nicaragua, Venezuela y allende nuestro hemisferio: Rusia, China, Turquía, Irán, Arabia Saudita, Egipto, Suráfrica, Hungría, Pakistán, India, Nigeria, España, Siria…

          Al populismo se le puede identificar por sus distorsiones:

          Caudillismo. Gobierno de una figura acaparadora de poder opresiva, histriónica, demagógica y mesiánica.

          Estatismo. Al caudillo y sus incondicionales les molesta la propiedad privada y la economía libre. Solo confían en el control económico y social del estado dominado por ellos.

          Redentorismo. El caudillo se vende como salvador del pueblo oprimido y hambriento, lo que le permite arruinar un país sin complejo de culpa.

          Adanismo. Para el caudillo la historia comienza con él. Todo el pasado es despreciable. Los héroes de cada nación no fueron sino precursores del “nuevo amanecer”,

          Continuismo. El caudillo como encarnación de la historia merece y debe gobernar indefinidamente.

Represión. Para asegurar su poder abusivo el caudillo tiene derecho a reprimir la disidencia y judicializar la política.

          Connivencias. El caudillo imposta representar un proyecto histórico, pero en verdad en materia de principios y doctrina es acomodaticio e inmoral. Por eso puede sin sonrojo asumir cualquier alianza acrobática.

          Corrupción. Para el caudillo la corrupción no existe porque siente que los recursos del estado y de los ciudadanos les pertenecen. Una frase de Jean Francois Revel lo explica mejor: “los socialistas actúan como si bendicen la corrupción cuando la practican”.

          Confrontación. El caudillo asienta su poder en la división social, la siembra de odios, la lucha de clases, etnias, géneros, la manipulación de los resentimientos, temores, ilusiones y complejos del hombre-masa…

          ¡No es tan difícil reconocer a un populista!

[email protected]   @alexisortizb   www.alexisortiz.com

VENEZUELA Y EL CONSENSO OBLIGATORIO

VENEZUELA Y EL CONSENSO OBLIGATORIO

Por Alexis Ortiz / Articulo publicado en «elNuevo Herald» de Miami / 21 enero 2022

Los adversarios del G-4 (los 4 principales partidos venezolanos), suelen quejarse, no sin razón, de que el cuarteto les impone su agenda a los demás. Pero ahora ocurre que cuando ellos pueden imponer la suya, sin consulta ni diálogo, hacen algo parecido.

Ante esta constatación son necesarias algunas consideraciones:

La narcodictadura castrochavista lleva más de dos décadas en el poder con los resultados ruinosos ya conocidos, por la corrupcion, la represión, la bonanza petrolera (hoy precarizada por ellos), el apoyo de dictaduras como las de Cuba, Rusia, China, Irán, Turquía, Bolivia, Nicaragua, el narcotráfico, el fundamentalismo musulmán, los bandidos de la minería ilegal y los grupos de Sao Paulo y Puebla.
Pero también se explica nuestra tragedia por el cúmulo de errores que hemos cometido. No los voy a enumerar para evitar regodeos en la autoflagelación. Y nuestros aciertos fueron posibles por el entendimiento, el consenso, la unidad de los sectores democráticos.

Hoy ese consenso, ante las señales de extravío del castrochavismo, es más obligatorio que nunca. Hay varias proposiciones en el escenario democrático criollo que deben ser discutidas con los demás, evaluadas suficientemente, aceptadas por todos (o casi todos), es decir consensuadas.

El Referendo Revocatorio, la elección de un candidato presidencial democrático, la Asamblea Constituyente, la elección de un líder del sector democrático, la promoción de elecciones generales confiables, la negociación, son entre otras, propuestas interesantes y respetables. No necesariamente contradictorias.
Pero hay que discutirlas con solidaridad y transparencia. Sin trucos ni posiciones adelantadas. Con la voluntad de llegar a acuerdos. Porque si el pueblo democrático en su conjunto no asume una sola estrategia unitaria, será muy cuesta arriba derrotar a esos viciosos del poder absoluto y perpetuo que son los castrochavistas.

Es así, vamos a dialogar fraternalmente entre nosotros y buscar el consenso.

[email protected] @alexisortizb www.alexisortiz.com

EL AUTOGOL DE JULIO BORGES

EL AUTOGOL DE JULIO BORGES

Por Alexis Ortiz / Crónicas desde Miami / Publicado en «elNuevo Herald» de MIami… 10 Dic 2021

       En una jugada desesperada para que su aliado Capriles Radonski no le quite el control del partido propiedad de ambos, el compañero Julio Borges se precipitó por el camino del suicidio político, que seguramente le dejará un tatuaje histórico de irrelevancia.

          Con inusitada irresponsabilidad Borges arremetió contra el gobierno legítimo de Juan Guaidó. Hasta hace muy poco él cumplió un rol cimero en ese gobierno y, por ende, es corresponsable de los errores y aciertos del mismo.

          Con ligereza de principiante, Borges habla de corrupción sin presentar pruebas y trata de mostrarse con un antifaz de castidad, realmente patético. Se trata en verdad de un deplorable autogol de su parte.

          El resultado de la impostura del ex canciller es que lastima la ya precaria unidad de los sectores democráticos y maltrata al gobierno constitucional de la república, cuyo titular es Juan Guaidó.

          Y el objetivo principal de la narcodictadura castrochavista, promovido desde los laboratorios de guerra sucia de Moscú, La Habana y Teherán, es precisamente ese, confundir para desbaratar nuestra necesaria unidad y, desde luego, destruir el gobierno legal de Guaidó, reconocido por la mayoría de los venezolanos dentro del país y la diáspora y, por añadidura, aceptado también por las democracias más prestigiosas del planeta.

          Mientras Borges resbala en fraccionalismos y cálculos tacticistas y, con deliberación o sin  ella, favorece los propósitos de la narcodictadura y sus alacranes, otras figuras democráticas, sin esconder sus diferencias entre sí, se esfuerzan en no hacerle el juego al gobierno usurpador. Verbigracia:

          Andrés Velázquez, Gustavo Tarre Briceño, Henrique Salas Romer, Humberto Calderón Berti, María Corina Machado, Antonio Ledezma, Leopoldo López, Henry Ramos, Luis Emilio Rondón,  Carolina Jaimes Branger, Omar Barboza, Juan Pablo Guanipa, Antonio Ecarri, Isadora Zubillaga, Cecilia García Arocha, Enrique Colmenares Finol, Horacio Medina, César Pérez Vivas, Luis Raúl Perichi, Vladimiro Mujica, Joaquín Pérez Rodríguez, Thaelman Urgelles…

[email protected]   @alexisortizb   www.alexisortiz.com

VENEZUELA: LA HORA DE LA AUTOCRITICA

VENEZUELA: LA HORA DE LA AUTOCRITICA

Alexis Ortiz / Crónicas desde Miami / VENEZUELA: LA HORA DE LA AUTOCRITICA / Especial para «elNuevo Herald» de Miami…

        Acabamos de culminar un proceso electoral con un resultado previsible: altísima abstención, la narcodictadura con 10% menos de los votos que los sectores democráticos logró 20 gobernaciones y la Alcaldía de Caracas y, lo más deprimente, ahora puede fingirse ganadora.

          Venezolanos estimables llamaron la atención sobre la necesidad de no participar en ese proceso ilegal, fraudulento e inconducente, entre otros, el propio presidente Juan Guaidó y Henrique Salas Romer, Gustavo Tarre, Horacio Medina, María Corina Machado, Andrés Velázquez, Antonio Ledezma…

          Otros, también respetables, por razones que nos cuesta comprender, decidieron participar con todas las desventajas en la desafortunada contienda.

          No es hora de cruzar acusaciones ni buscar chivos expiatorios. Ya el mal está hecho y lo que se impone para todos, políticos y antipolíticos, partidos y sociedad civil, es el coraje de una autocrítica sincera, serena y sensata. Lo que permite entender qué pasó, cómo salir del atolladero y facilitar la emergencia de nuevos liderazgos.

          Dos pueden ser los compromisos que debemos asumir:

          Defender la constitucionalidad representada en el gobierno legítimo de Juan Guaidó e, independientemente de nuestras simpatías o reclamos con respecto a él, trabajar para la salida legal: unas elecciones presidenciales confiables que lleven a los ciudadanos a resolver quién va a dirigirlos.

          Promover una masiva discusión programática, con y dentro del pueblo, para que la competencia de ideas y meritocrática, ajenas a los cálculos sectarios y ambiciones electorales, favorezca la unidad de los sectores democráticos y la aparición de nuevos dirigentes.

          Todos, venezolanos agobiados en nuestro territorio o aventados a la diáspora, debemos participar en tal multitudinario debate programático. La gente en su totalidad debe encontrar las soluciones de los problemas.

          Esto puede parecer iluso, impráctico, pero la verdad es que la acción de “astutos, pragmáticos y realistas”, nos condujo al actual laberinto.

[email protected]   @alexisortizb   www.alexisortiz.com

ARGENTINA Y MEXICO EN LA OEA

ARGENTINA Y MEXICO EN LA OEA

Alexis Ortiz / Crónicas desde Miami / ARGENTINA Y MEXICO EN LA OEA / Publicado en «elNuevo Herald» de Miami… 19-nov-2021

         Fracasó la maniobra de los gobiernos autoritarios de Argentina y México, para que se desconociera en la Organización de Estados Americanos (OEA), la representación del gobierno legítimo de Venezuela, el de Juan Guaidó.

          La abrumadora mayoría de los países del hemisferio, pulverizó la desteñida operación del azteca López Obrador y los australes Alberto y Cristina Fernández.

          El representante venezolano en la OEA, Gustavo Tarre Briceño, agradeció el clamoroso apoyo continental y, también, reconoció la inteligente acción unitaria para proteger la embajada de Guaidó, ejecutada por los dirigentes venezolanos Julio Borges (Primero Justicia), William Dávila (Acción Democrática), Carlos Vecchio (Voluntad Popular) y Elías Matta (Un Nuevo Tiempo).

          Andrés Manuel López Obrador (AMLO), llamado el Peje, y Alberto Fernández como presidentes de México y Argentina, tienen una conducta repudiable de apoyo a las dictaduras de Cuba, Bolivia y Venezuela (en el caso de Fernández por lo menos marcó distancia con la barbarie de Daniel Ortega).

          Ambos presidentes (Fernández con su titiritera Cristina Fernández de Kirchner), han sido soportes de la estrategia de los nefastos Foro de Sao Paulo y Grupo de Puebla, para con otros impresentables como Lula Da Silva, Rodríguez Zapatero, Mel Zelaya, Evo Morales, Gustavo Petro, Rafael Correa, los comunistas chilenos y resto de esa izquierda borbónica (que ni olvida ni aprende), para que, sin despojarse de su antifaz democrático, trabajar arteramente para liquidar la democracia en América.

          Lo curioso en el caso de AMLO es que él defiende al narcodictador Maduro y recibe con alfombra roja al office boy de Raúl Castro, Díaz Canel, pero al mismo tiempo con Estados Unidos aparece como “el perro que esconde sus amorosos bríos, cuando hay un perro grande que le enseña los dientes” (versos del poeta venezolano Andrés Eloy Blanco).

          ¡Otra derrota para AMLO y Fernández!

[email protected]   @alexisortizb   www.alexisortiz.com