Violencia Electoral

Violencia Electoral

Por Jesús Elorza

El sector deportivo venezolano, fue estremecido al conocerse la noticia del atentado contra un dirigente deportivo. Entrenadores, atletas y dirigentes se preguntaban sobre las causas que pudieron dar origen a ese lamentable hecho.

Unos llegaron a pensar que lo acontecido no pasaba de ser un atraco más de los que nos tiene acostumbrado el hampa. Otros pensaban que a lo mejor todo fue producto de una simple discusión y de allí pasaron a violentarse los participantes. Pero, al enterarse que, el dirigente de la Federación Venezolana de Deportes Acuáticos Ender Luzardo, al salir de una reunión en el Instituto Nacional de Deporte fue interceptado por un motociclista, que pistola en mano, lo encañonó y colocándole el arma en su cabeza, lo increpó diciéndole “Mira mama gue…te vamos a quebrar si sigues metido en las elecciones de la natación. Renuncia a la federación sino te partimos ese cu…Ya sabemos donde tú te quedas aquí en Caracas y también tenemos precisados la dirección de tus pures. Mejor quédate en Barquisimeto por que si sigues echando vainas en las elecciones de la federación eres hombre muerto”… el pensamiento generalizado en todo el sector deportivo fue el de considerar que se estaba en presencia de una escalada de la violencia en el marco de las elecciones federativas. El escatológico lenguaje del sicario, no dejaba lugar a dudas. El objetivo de la amenaza de muerte, era electoral para amedrentar al dirigente y lograr que se retirara del proceso eleccionario de la federación. Tocará a los organismos policiales la identificación plena del pistolero y del autor o los autores intelectuales de este criminal acontecimiento.

Anteriormente, en el calor de los procesos electorales federativos, las discusiones solo llegaban a alcanzar empujones o mentadas de madre pero no se iba mas allá. Pero, con el tiempo, la violencia electoral fue elevando su intensidad y fuimos testigos de cercos presupuestarios, entrega discriminadas de providencias administrativas y maletinazos para la compra de apoyos y votos que hicieran posible alcanzar la presidencia de una federación o el Comité Olímpico. Mas adelante, se impuso un cerco jurídico para anular o intervenir a las federaciones que no estuviesen de acuerdo con el régimen.

También, en la escalada de la violencia electoral se hizo presente “el secuestro” y allí esta el lamentable caso del dirigente deportivo Miguel Obando quien siendo aspirante a la Federación de Karate Do, el día 19 de septiembre de2021, su hijo fue secuestrado y el mensaje de los malandros fue “dile a tú papá que se pire del país o lo chuleteamos”….policialmente el caso sigue sin resolverse.

Destaca también en este historial de violencia, las palabras de un dirigente olímpico que en una conversación dice ¡¡¡“tengo una pistola en mi escritorio pa caerle a tiros a los que estén en contra nuestra”!!! Con razón este triste personaje es conocido en el medio deportivo como “el pistolero olímpico”.

En síntesis, se puede señalar que la violencia electoral en el sector deportivo es producto fundamentalmente por tener el control del sector federativo u olímpico y la confrontación se agudiza porque los contendientes representan a instituciones como el Ministerio del Deporte, el IND y el Comité Olímpico Venezolano que en su política de perpetuarse en el poder buscan tener el control de los votos federativos. Por ello, se hace imperativo que se abra una averiguación policial sobre el sicariato para erradicar este flagelo que hoy afecta al sector deportivo.

El deporte en su conjunto, demanda de la Fiscalía General de la Republica una investigación sobre estos hechos para determinar las responsabilidades penales de los autores materiales e intelectuales.

CELAC: ECUADOR; PARAGUAY; URUGUAY, PERU Y MEXICO

CELAC: ECUADOR; PARAGUAY; URUGUAY, PERU Y MEXICO

Alexis Ortiz / Crónicas desde Miami / Artículo publicado en «elNuevo Herald» de Miami…/ 24 Sep 2021

        Hace más de un lustro, cuando solía frecuentar México, en el Café “La Parroquia” de Xalapa, un veracruzano entendido en seguridad e inteligencia, me reveló que el virulento “Peje” Andrés Manuel López Obrador (AMLO), hoy presidente de México, era un idólatra del déspota Fidel Castro y recibía apoyo del régimen y la inteligencia cubana.

          Eso se evidenció en esta Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), ese esperpento anti-OEA, que pretende excluir de la integración hemisférica a Canadá y Estados Unidos, las naciones más desarrolladas y con mayor tradición democrática del continente.

          En esa patética Cumbre AMLO trató de convertir a Díaz Canel, el paje de Raúl Castro y al narcodictador fugitivo de la justicia norteamericana, Nicolás Maduro, en figuras del evento.

          Pero en la América dariana “que aún reza a Jesucristo y aún habla en español”, hay una reserva de dignidad y legalismo. Los recios presidentes democráticos de Ecuador, Guillermo Lasso, Paraguay, Mario Abdo Benítez, Uruguay, Luis La Calle Pou, el ex presidente mexicano, Felipe Calderón, y el presidente legítimo de Venezuela Juan Guaidó, rechazaron con brillo y contundencia, el despropósito del “Peje”.

          También expresaron su estupor por la aberrante postura de López Obrador, los muy lúcidos periodistas Gina Montaner, Jorge Ramos y Andrés Oppenheimer, entre otros. Y la escritora cubana Wendy Guerra invitó a AMLO a vivir quince días en Cuba como ciudadano ordinario, para sepa lo que es sufrir.

          La nota lastimosa la puso el novato presidente del Perú, Pedro Castillo, con un discurso “cantinflérico”, pero sin la gracia de Cantinflas.

Y todos los aspavientos y pifias de López Obrador no deben sorprendernos. Su gobierno en materia de salud, seguridad y logros contra la pobreza, es un desastre.

          Además, una consultora acreditada registró 61079 mentiras de AMLO durante su gestión.

          [email protected]   @alexisortizb   www.alexisortiz.com

Vil ofrecimiento

Vil ofrecimiento

Por Jesús Elorza

En los primeros días del mes de septiembre, los miembros de la comunidad universitaria del país, obreros, empleados y docentes activos y jubilados, no salían de su asombro al conocer el comunicado del Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior sobre el Sistema Integral de Salud SISMEU, ya que en el mismo se informaba sobre los servicios de previsión social que regirán a partir de este mes.

El estado de asombro paso de inmediato a una “soberana arréchera al enterarse que “el monto base establecido para la cobertura de Hospitalización- Cirugía y Maternidad sería de Bs 3.000.000,00”

Ese vil ofrecimiento es una burla descarada hacia los miembros de la comunidad universitaria, fue la expresión generalizada de todos aquellos que se iban enterando de la despreciable oferta ministerial. Ese monto, no alcanza ni siquiera para comprarse una aspirina menos para atender una situación de emergencia que por razones de salud o accidente amerite su ingreso a un centro de salud. Imaginemos a una persona que busque ingresar a una clínica y en la oficina de administración le digan que no pueden aceptarlo por que su seguro solo cubre ¡¡¡ 0.72 céntimos de los 10.000.000 dólares que se requieren como deposito!!! Al ver que no puede ingresar, se va al hospital más cercano, y allí, le dicen que para aceptarlo debe traer la lista de materiales y medicamentos necesarios para su hospitalización y tratamiento, la cual tiene un costo mínimo de300 dólares.

Más que un seguro HCM, la indignante oferta ministerial parece un programa de Hambre, Calamidades y Muerte orquestado por el régimen en su política permanente agresión hacia las universidades.

Esa indigna oferta de previsión social, representa una flagrante violación de la Constitución que en su articulado establece la obligación expresa del Estado en garantizar la salud de los ciudadanos. El ministro de educación superior, de producirse una muerte por falta de atención hospitalaria, por carencia de recursos económicos de un obrero, empleado o docente activo o jubilado pasa a ser un sujeto de responsabilidad penal por no garantizar los derechos constitucionales a la salud. La comunidad universitaria se encuentra desprovista de un sistema de seguridad social. La creación del SISMEU en el 2017 solo ha servido para el manejo centralizado de los recursos destinados para la salud de los obreros, empleados y docentes y eso solo se ha traducido en viles propuestas que como la actual, que solo supone riesgos de muerte, por el despreciable monto económico, para todo aquel que requiera de asistencia. El desamparo es aterrador.

En este dantesco escenario, es importante resaltar que el artículo 83 de la Constitución establece que la salud es un derecho humano fundamental, y la responsabilidad de garantizarlo es del gobierno. Es deber del gobierno garantizar una salud de calidad y gratuita al pueblo de Venezuela. La crisis hospitalaria del país por la falta de insumos, la falta de medicamentos para tratar las enfermedades crónicas, las emergencias, las situaciones generadas por la pandemia, lo estamos viviendo en las universidades con nuestros servicios de salud que están quebrados porque el gobierno no cumple con su responsabilidad. Toca a los consejos rectorales y a los gremios enfrentar con todos los medios disponibles a esta política de hambre y muerte del régimen con la movilización de los sectores obreros, estudiantiles, empleados y docentes elevando las denuncias pertinentes a todos los organismos nacionales e internacionales defensores de los Derechos Humanos hasta lograr alcanzar el derecho y el respeto ala salud y la vida.

Holocausto universitario

Holocausto universitario

Por Jesús Elorza

Durante los 22 años del régimen, no se han escatimados esfuerzos en organizar y desarrollar una política hacia las universidades. Quizás inspirados en Adolfo Hitler, implementaron con afán desmedido, una serie progresiva de acciones basadas en el desprecio al conocimiento científico, tecnológico y humanístico que producen las universidades y cuya finalidad, no es otra sino alcanzar “la solución final” de suprimir la autonomía universitaria, construyendo para las universidades un ordenamiento jurídico al servicio del gobierno y desconocer las autoridades universitarias para establecer el pensamiento único de la revolución.

Sin embargo, hay que destacar que en sus inicios el régimen optó por presentar una imagen de cordero para cautivar a inocentes creyentes e incorporarlos a su “revolución socialista y bolivariana del siglo XXI”. Armando su trampa caza bobos, procedió a anunciar y aprobar en el proceso constituyente de 1999, el rango constitucional a la autonomía universitaria (Art 109 de la CRBV). Acto seguido, designaron, a profesores identificados con el régimen, como autoridades encargadas de las políticas publicas para la educación universitaria, destacándose entre ellas el Proyecto Alma Mater para el mejoramiento de la calidad y la equidad de la educación universitaria en Venezuela (OPSU, 2001) que entre otros aspectos contemplaba: Elevación de la calidad académica, garantizar la equidad en el ingreso estudiantil, financiamiento oficial de las universidades, construcción de nueva planta física, conclusión de obras paralizadas por años, reparación y remodelación de edificios, laboratorios y aulas de docencia e investigación en todas las universidades autónomas y experimentales y el mejoramiento del transporte, comedor y becas estudiantiles.

Pero, como dice el refrán popular “el camino al infierno está lleno de buenas intenciones” y las ilusiones se fueron evaporando, dando paso a que el régimen dejara de lado su piel de cordero y asomara sus colmillos de autoritarismo represivo, al propiciar que los colectivos armados, bajo el argumento del impulso de un proceso de constituyente universitario tomaron violentamente en marzo del año 2001 parte del edificio sede del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) durante 32 días. Su objetivo, era desconocer a las autoridades recién electas para permitir así la intervención gubernamental. Lo relevante de esta acción de los colectivos armados fue la total impunidad con que actuaron protegidos por la policía política del régimen.

A partir de ese hecho, las universidades y su comunidad fueron protagonistas de una sistemática y desmedida acción de grupos que, actuaban como organizaciones paramilitares al servicio del gobierno. Entre el año 2008 y 2012, las universidades presentaron a la Fiscalía General de la República 52 denuncias de agresiones a personas y bienes de la comunidad. Las motivaciones principales de esas acciones fueron reprimir manifestaciones y procesos electorales estudiantiles a través del lanzamiento de bombas lacrimógenas, uso de artefactos explosivos y armas de fuego, quema de instalaciones y vehículos, así como agresiones físicas a profesores, estudiantes, empleados, obreros y autoridades universitarias.

Otra modalidad empleada por el régimen contra las universidades fue “el cerco jurídico” para imponer arbitraria e ilegalmente: La suspensión de todas las elecciones de autoridades universitarias en las universidades nacionales. La imposición a través de la Ley Orgánica de Educación de condiciones electorales que contrarían lo establecido en la Ley de Universidades vigente y el artículo 109 de la Constitución Nacional y el intento de imponer una Ley de Universidades en el 2010 que genero el rechazo mayoritario de los universitarios, y condujo a que el presidente Chávez la vetara en enero 2011.
Otro cerco contra las universidades fue el presupuestario que comenzó con la reconducción de los presupuestos universitarios. Imponiendo de esa manera, la política según la cual, para el año siguiente debe mantenerse el mismo presupuesto del año anterior generando un estancamiento en el funcionamiento universitario. Mas adelante, el régimen dio otro paso reavance en su política intervencionista, al colocar el pago de las nominas en el sistema patria y cerró el circulo, al aprobar en el CNU, una normativa para dejar en manos del régimen e manejo de los recursos propios de las universidades que producen posprogramas de extensión y post grado.

En lo referente a las relaciones laborales, el régimen no descansa en su agresión. Comenzó desconociendo la aplicación de las Normas de Homologación y progresivamente ha ido imponiendo condiciones laborales que condenan a los obreros, empleados y docentes a la pobreza extrema. Prácticamente, las acciones del régimen en su afán por destruir la autonomía del sector universitario, condenan a muerte a todos los miembros de la comunidad universitaria, al carecer de los programas de seguridad social, la eliminación de los seguros HCM, el desafío por sobrevivir es mayor por la precariedad del sistema de salud público, la eliminación de los institutos de previsión social y la desvalorización de las cajas de ahorro por la hiperinflación. Cierra este dantesco cuadro, el congelamiento de la discusión de los contratos colectivos para imponer falsas y unilaterales contrataciones avalados solo por federaciones y sindicatos fantasmas.

Finalmente, el régimen se acerca a su objetivo final con respecto a las universidades, en la solución final del holocausto universitario, por ellos creado, desarrollado y sostenido, al convertir el Ministerio del Poder Popular para le Educación Universitaria en el “órgano del Estado Socialista” orienta el modelo educativo revolucionario a la formación ética socialista y a la producción socialista, el gobierno asume el control directo del ingreso y distribución de la matrícula, y regula las condiciones de trabajo de todo el personal que labora en las universidades oficiales y privadas…..mientras tanto, obreros, estudiantes, empleados y docentes siguen en su lucha por superar las políticas de hambre, represión y muerte impuesta por este fascista régimen.

Día Internacional de la Paz y Venezuela

Día Internacional de la Paz y Venezuela

Por Eddie A. Ramírez S.

Con excepción de los “alacranes” y de algún infiltrado, los dirigentes de la oposición tienen el mismo objetivo que es salir de la dictadura. ¿Qué les impide ponerse de acuerdo?.
Hoy es el Día Internacional de la Paz. La Organización de las Naciones Unidas aprobó que el tema para este año es Recuperarse (de la pandemia) para lograr un mundo más equitativo y pacífico, e insta a los ciudadanos a oponerse a los actos de odio en internet y fuera de ella, así como a difundir compasión, bondad y esperanza. ¿Vamos por buen camino? ¿Estos meses encerrados nos han permitido reflexionar sobre la necesidad de ser más tolerantes a las ideas de otros?

Lester Pearson (1897–1972), exprimer ministro canadiense y Premio Nobel de la Paz, decía: “¿Cómo puede haber paz en nuestros países, si no nos entendemos, y cómo vamos a entendernos si no nos conocemos los unos a los otros? Paradójicamente, los venezolanos nos conocemos pero, por alguna razón, nos cuesta entendernos. Basta leer los tuits, declaraciones y artículos en los que despotricamos unos de otros.

Sometemos a los nuestros a un implacable fuego amigo, unas veces con razón, pero otras sin ella.
Quizá la desesperación por salir del régimen nos induce a ser agresivos contra quienes consideramos culpables por no lograr poner fin a la usurpación.

Por tener mayor responsabilidad, nos referiremos a las relaciones entre nuestros dirigentes. Con excepción de los llamados “alacranes” y de algún infiltrado, tienen el mismo objetivo que es salir de la dictadura e implantar una verdadera democracia. Casi todos están sujetos a persecuciones por motivos políticos y ninguno es millonario. ¿Qué les impide ponerse de acuerdo o por lo menos dilucidar sus diferencias en privado? Algunos piensan que, por defender su pequeña parcela, le dan prioridad a descalificar a quien visualizan como competidor. ¿Acaso pueden ser tan torpes como para no percibir que ninguno tiene músculo suficiente para acabar con el régimen?

A título de ejemplo, podemos citar la carta dirigida el 14 de septiembre al presidente colombiano Iván Duque, por las fracciones políticas de Primero Justicia, Acción Democrática y un Nuevo Tiempo, de la Comisión Delegada de la Asamblea Nacional electa en el 2015. La misma no fue firmada por el presidente Guaidó, ni por la fracción de Voluntad Popular, lo cual evidencia una profunda división en el llamado G4. Por cierto, es una carta escrita en términos que no se corresponden con la investidura del destinatario, ni de quienes la firman. Defiende la gestión de Monómeros Colombo Venezolanos, critica severamente el comportamiento de su presidenta y del gerente financiero, y solicita que la Superintendencia de Sociedades de ese país reconsidere la medida de control sobre esa empresa.

Por su parte, el gobierno interino publicó un comunicado de fecha 15 de septiembre en la que considera conveniente la decisión de control de la Superintendencia, informa de la renuncia de la señora Carmen Elisa Hernández, presidenta de Monómeros, y anuncia la restructuración de la empresa.

A su vez, Primero Justicia (PJ) publicó un comunicado recordando que desde hace tiempo propuso que los activos de Venezuela en el exterior fuesen manejados por terceros mediante un fideicomiso, para evitar injerencia política, la corrupción y que los partidos políticos se distraigan tomando decisiones sobre esos activos.

Al respecto cabe recordar que los partidos no deberían tener injerencia en las operaciones de las empresas del Estado. Además, afirma que en vista de la intervención de la empresa por la Superintendencia de Sociedades de Colombia y a la falta de transparencia de algunos ejecutivos de Monómeros, el G4 solicitó la renuncia a la señora Hernández. También que PJ no estuvo de acuerdo en la creación de un fondo para pagar a los abogados que defienden nuestras empresas y otros activos sujetos a demandas de acreedores. Pareciera que PJ no toma en consideración que la opción que proponen del fideicomiso con organismos internacionales no es viable. Por otra parte, objetar el pago de honorarios a nuestros abogados es propiciar que se pierdan nuestros activos en el exterior. ¿Es que acaso Primero Justicia no forma parte del gobierno interino?

No tenemos información confiable de lo que ha sucedido en Monómeros, por lo que no podemos adelantar opinión. Solo mencionar que desde un principio varias fuentes señalaron las presiones de algunos políticos para colocar a su gente en la empresa. Así mismo que, a pesar de denuncias de posible corrupción, no ha habido respuestas de la directiva de la empresa. Con respecto a la señora Hernández, solo podemos señalar que trabajó en Pdvsa Gas, con una actuación valiente en los sucesos del 2002. Poco después, ella ingresó a la política partidista.

El caso de Pdvsa ad hoc es diferente. Tanto su anterior presidente Luis Pacheco, como el actual, Horacio Medina, junto con el embajador Carlos Vecchio y la Procuraduría Especial de la República han realizado un trabajo excelente para evitar que los acreedores se apoderen de nuestros activos en el exterior. Estos activos estaban prácticamente perdidos por la desidia del régimen de Maduro y por la irresponsabilidad de Chávez-Maduro de darlos en garantía para obtener préstamos, así como por la absurda decisión de expropiar empresas extranjeras que operaban eficientemente en Venezuela. A la fecha, la Comisión Delegada de nuestra Asamblea no ha aprobado el presupuesto del 2021.

En cuanto al complejo refinador de Citgo, el mismo ha sido manejado con mucha transparencia. El presidente y CEO, Carlos Jordá, es un profesional de gran prestigio y muy correcto. Se han hecho algunos señalamientos a la Fundación Simón Bolívar, brazo independiente de Citgo para su responsabilidad social. Esta fundación maneja las donaciones a través de organizaciones no gubernamentales. Tanto Citgo como la fundación están sujetos a estrictos escrutinios de agencias del gobierno de los Estados Unidos. Cualquier comentario adverso es por mala intención o por no informarse.

No podemos obviar comentar las opiniones subidas de tono sobre las elecciones del 21N. Descalificar a quienes manifiestan que no van a votar o a los que van a votar no es correcto. Si queremos tener paz, requisito indispensable para que nuestro país se recupere, tenemos que ser más tolerantes y trabajar unidos para salir de la dictadura.

Como (había) en botica
√ El usurpador Maduro sigue siendo el tirapiedras de siempre.

√ Lamentamos el fallecimiento de Nicomedes García Ruiz, compañero de Gente del Petróleo y de Unapetrol.

√ ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected] Runrunes, Noticiero Digital, Dgaloahi digital, Ojo con Eso y Costa del sol