¿Qué pasa si recibes una carta del Seguro Social cuestionando la validez de tu número?

¿Qué pasa si recibes una carta del Seguro Social cuestionando la validez de tu número?

Las cartas del ‘No Match’ se despachan cuando la Administración del Seguro Social determina que la información de un trabajador no concuerda con los datos del empleador, poniendo de inmediato en duda el contrato. Y fija un plazo de 30 días para que el empleado aclare su situación. Si no lo hace dentro del término señalado, perderá su trabajo.

Inmigrantes indocumentados están alarmados por el envío de miles de cartas de ‘No Concordancia’ (‘No Match’) de la Administración del Seguro Social (SSA en inglés), un programa activado en junio del 2006 por el entonces presidente George W. Bush.

Desde que fue anunciado en marzo, más de 570,000 correspondencias han sido despachadas a lo largo y ancho del país.

El programa consiste en verificar si el número de seguro social corresponde con el nombre del trabajador registrado en la base de datos de la SSA. Ante cualquier error o no concordancia en los datos, la agencia envía de inmediato la misiva al empleado -y al empleador- indicándole el fallo y le otorga un plazo para responder y reparar la inconsistencia.

El programa fue demandado en 2006 por la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO). Una corte de California lo frenó argumentando que podía causar “muchas dificultades” a las empresas y a sus empleados, y porque los demandantes demostraron “que serían dañados de manera irreparable (los derechos de los trabajadores) si se permite la entrada en vigor de la norma”.

La SSA le dijo al Noticiero Univision por medio de un comunicado que, “tiene el compromiso de mantener correctos nuestros archivos usados para determinar beneficios”.

La agencia federal agregó que “si los numeros reportados no coinciden con los nuestros, no podemos acreditar los ingresos de los trabajadores”.

Expertos recomiendan que sii le llega una carta de ‘No Match’ y no tiene papeles legales para trabajar en Estados Unidos, “no trate de arreglarlo porque no tienen estatus. Primero arregle su estatus legal de permanencia”.

El programa de ‘No Concordancia’ coteja los nombres de los trabajadores con los formularios W/2 y determinar que corresponden a la misma persona.

Si recibió una carta

Los abogados consultados por Univision Noticias recomiendan:

Millones de inmigrantes que usaron un número de seguro social de otra persona puedieran acabar en la cárcel

Millones de inmigrantes que usaron un número de seguro social de otra persona puedieran acabar en la cárcel

La Corte Suprema ha aceptado este lunes examinar un caso que puede cambiar el futuro de miles o millones de inmigrantes en Estados Unidos.

Los magistrados tomarán en consideración el intento del estado de Kansas de perseguir criminalmente por robo de identidad a aquellos que empleen el número de seguro social de otras personas para obtener un empleo de forma ilícita.

La Corte Suprema de Kansas anuló la condena contra tres trabajadores de restaurante acusados de este delito, concluyendo que la ley migratoria federal impide a los estados llevar a cabo este tipo de actuaciones judiciales, según informa la agencia de noticias Reuters.

Los tres trabajadores (Ramiro García, Donaldo Morales y Guadalupe Ochoa) usaron números de seguro social de otras personas para conseguir su trabajo en el condado de Johnson, cerca de Kansas City (Missouri). 

Sus abogados defendieron que lo habían hecho sólo para que sus empleadores pudiera rellenar el formulario I-9, que da testimonio de que esas personas tienen permiso para trabajar en Estados Unidos; la ley federal señala que ese formulario no puede ser usado para nada más (por ejemplo, procesar por robo de identidad).

La Fiscalía de Kansas apeló a la Corte Suprema federal, que será ahora quien tenga la última palabra en una decisión que no se espera al menos hasta otoño.

Tanto sus abogados como la Fiscalía se han negado a aclarar por qué lo hicieron, aduciendo que ese aspecto no atañe al caso; sin embargo, se trata de una práctica común entre inmigrantes indocumentados, que no tienen otra manera de conseguir esa identificación necesaria para trabajar.

El Gobierno que preside Donald Trump, que se ha caracterizado por su política de mano dura contra los inmigrantes, indocumentados o no, se ha personado en el caso para instar a la Corte Suprema a revisar la sentencia.

“Si la Corte Suprema toma el caso y anula la decisión del tribunal de Kansas, todos los estados podrían perseguir a los extranjeros por robo de identidad más fácilmente”, ha señalado el profesor universitario Stephen Yale-Loehr a la cadena CNN.