TRUMP-BIDEN 2020

TRUMP-BIDEN 2020

Por: Joaquin Perez.

Un grave problema que afecta a los analistas electorales es que casi siempre creen saber lo que pasará.  Pero algunas veces los números y los eventos no son bien interpretados y los resultados pueden sorprender.

Algo así sucedió en la elección norteamericana del 2016.  Todas las encuestas daban como ganadora a Hillary Clinton, de hecho fue ella la ganadora en número total de votos.  Pero como el sistema electoral federal de este país es atípico, en realidad es una elección de segundo grado, los pronósticos se fueron a pique y Donald Trump resultó el ganador.

En los Estados Unidos la gente no vota por el candidato, votan por delegados de cada estado que a su vez eligen al presidente. Un candidato puede tener el mayor número de votos (pasó en la elección de Bush contra Al Gore y en la elección de Trump contra Hillary Clinton), pero si los votos electorales, los supuestos delegados, suman más, eligen al presidente, sin importar el resultado total de la votación.

En esta próxima elección, Donald Trump, candidato a la reelección por el partido Republicano, se enfrentará a Joe Biden, que es el retador por el partido Demócrata. 

Cuando un estratega dirige una campaña, lo primero que cuida es el conocimiento que los votantes tengan de su pupilo.  El conocimiento debe ser abundante y bueno.  Y eso lo van diciendo las encuestas.  Analicemos un poco lo que nos dicen las encuestas y los números de la economía para poder tener una imagen clara del panorama electoral.  Donald Trump tiene un conocimiento muy alto, pero su imagen no es buena. De los últimos cinco presidentes, ha sido el peor calificado por los ciudadanos, en el tervcer año de su primer gobierno, como pueden ver en este gráfico: 

La empresa de la Quinnipiac University, muy reconocida en el mundo electoral, en su sondeo de abril de 2020 nos dice que su agrado está en un 41% y su desagrado en 52%.  Esta medida, que suele ser un predictor del resultado electoral, lo que dice es que le cae mal a una mayoría de votantes potenciales.  Que en el di de la encuesta, había un margen de 11 puntos en su contra, y que ese pudiera ser el resultado electoral si las cosas no cambian. 

¿Cuál es la razón de estos malos números? Trataré de citar las causas.

  1. La división del país. Trump ha dividido este país en dos grupos, los que lo apoyan y los que no están con él.  Esto queda fácilmente demostrado por los resutados de la encuesta que Gallup realizó el 18 de este mes de Marzo. Allí se ve que el 91% de los republicanos lo apoya; de los demócratas, el 93% lo rechaza. Casi no hay indecisos en los partidos. Este resultado indica que hay una fuerte división política, porque el apoyo y el rechazo son muy altos, pero nos indica algo peor, que la polarización es tremenda y que no hay puentes de comunicación entre los partidos y partidarios del mundo político. 
  1. Su incapacidad para rodearse de los mejores. Trump ha estado rodeado por gente ineficiente y cuestionable.  La rotación de los principales miembros de su gobierno ha sido alta, como vemos en este gráfico.
EN TRES AÑOS
PosiciónNombrados
Jefe de Gabinete4
Sub Jefe de Gabinete5
Director de Comunicaciones6
Secretario de Prensa4
Asesor Nacional de Seguridad4
Sub Asesor Nacional de Seguridad5

De su núcleo de campaña, Roger Stone, Michael Cohen, Paul Manafort, Rick Gates, Michael Flynn, George Papadopoulos, Alex van der Zwaan, Richard Pinedo, Steve Bannon,  y Sam Patten, están cumpliendo condenas o están a punto de entrar a la cárcel.

  1. Sus promesas de campaña incumplidas. Una de las promesas fundamentales de su campaña fue que haría crecer la economía a una tasa de un 4% anual. También prometió que crearía más empleos que nadie, que resolvería el problema de Corea del Norte como potencia nuclear, y que resolvería el problema de los inmigrantes construyendo, entre otras cosas, un gran muro en la frontera con México que sería pagado por los mexicanos.

-Veamos la tasa de crecimiento económico.  En vez de crecer al 4% annual, como prometió, Estados Unidos ha crecido a promedio del 2.5%. Nunca ha llegado cerca del 5%.

-En cuanto a la creación de empleos, durante los tres últimos años del presidente Obama, se crearon 6.91 millones de nuevos empleos, más que los 5.85 millones creados en los tres primeros años de Trump. (Cifras tomadas de Pew Research Center)

-El promedio de creación de empleos del presidente Trump ha sido 182,000 empleos mensuales. Durante los mismos meses, el gobierno de Obama creó un promedio de 224,000 empleos, 42.000 más que Trump. (Cifras tomadas de Pew Research Center)

-Durante su campaña, en el programa matutino del canal MSNBC, prometió que nunca iría a Corea del Norte y durante el octavo debate presidencial indicó que China tendría que resolver el problema de una Corea del Norte potencia atómica. Pero, una vez en la presidencia, visitó Corea del Norte, excluyó a China de las negociaciones y Corea del Norte no ha renunciado a su programa nuclear, por el contrario, constantemente ejecuta lanzamientos de proyectiles capaces de cargar cargas atómicas.

-El prometido programa migratorio se ha elaborado con tintes racistas, fundamentalmente contra latinos,  y contra la realidad económica del país ya que para el año 2035, dentro de 15 años, harán falta 38.5 millones de inmigrantes, que con los 24.6 millones de hijos de inmigrantes que habrá en ese momento y los 120.1 millones de americanos hijos de americanos se llegará a los 183.2 millones de trabajadores que el país necesitará.  Si no viene esa cantidad de inmigrantes, nuestro Seguro Social no se podrá pagar.

–Por último, su promesa fundamental fue la de construir un muro en la frontera sur y que México lo pagaría. Hasta el día de hoy se ha concretado a reparar algunas partes del muro viejo y los norteamericanos lo están pagando.

  1. Pero no puedo dejar de referirme a la catástrofe que nos está azotando, que afectará los resultados electorales y que nos afectará a todos los niveles: la pandemia.

Trump se juega su reelección en estos momentos.  De allí que no deje de aparecer en televisión todos los días tratando de aparentar ser el gran líder que el pais necesita. Pero corre un gran riesgo. Si la percepción de la gente es que la situación es mala y ha sido mal manejada, esto le caerá totalmente a él.  Hay una gran relación entre aparecer constantemente y desaparecer de la escena.  Un candidato que está presente tiene todas las de ganar contra un candidato que no aparezca.  Especialmente en un momento en que los votantes buscan desesperadamente orientación y consuelo. Si el que está en esa posición logra constituirse en el líder necesitado, se hará invencible.  Por el contrario, el que no está presente, se irá diluyendo en la opinión pública.

Pero, ¿cómo ha sido la actuación del presidente Trump durante la crisis?

  1. En primer lugar, desmanteló la oficina de la Casa Blanca dedicada a las pandemias. Y no ha sido capaz de explicar claramente por qué lo hizo.  Más bien su respuesta ha sido con evasivas o atacando al que le pregunta sobre este tema.
  2. Su primera postura fue calificar la epidemia como un “hoax”, cuya traducción al español es “una farsa”, a pesar de saber con precisión la catástrofe que se nos venía gracias a la información que muchos asesores le habían adelantado desde el mes de enero, especialmente por parte de Peter Navarro, su asesor económico.  
  3. Su segunda reacción fue la de decir que esta pandemia era algo normal que pasaría de un día para otro. Retrasar la acción cuando ya la virosis estaba aquí ha sido condenar al país a un daño mayor que pudo ser evitado. El presidente Trump le hizo más caso a la prudencia política que a la urgencia científica y eso hizo perder un tiempo precioso, lo que redundará en más infectados y más muertos. 
  4. Permanentemente ha planteado el tema de las ayudas a los estados como un proceso de competencia política.  Aunque en definitiva haya ayudado a los gobernadores y a los estados, el proceso empleado ha creado la impresión de que no lo ha hecho o que lo ha hecho mal.
  5. Ordenó un toque de queda parcial y después lo desconvocó. Más tarde volvió a sugerirlo.
  6. Ha insinuado que se debe volver al trabajo en contra de la opinión de los científicos que lo ayudan directamente.
  7. Mantiene una gran presión sobre el sistema educativo para reanudar las clases, aunque eso no es lo que los científicos piden y no lo que los padres desean.
  8. En varias oportunidades ha dicho que Hydroxychloroquine, una droga que desde 1955 se usa para combatir algunas cepas resistentes de malaria, para el lupus y para la artritis reumatoidea, curaba el coronavirus, cosa no demostrada.
  9. También dijo que Google tenía un programa fabuloso para ordenar el proceso de las pruebas de laboratorio.  Al día siguiente, altos ejecutivos de Google desmintieron la noticia.
  10. Ha dicho reiteradamente que los análisis para detectar si alguien estaba infectado o no, estaban a la orden de cualquier potencial portador, en cualquier momento y en cualquier lugar. Esto es fundamental, ya que las pruebas de laboratorio son las que pueden determinar si la pandemia está empezando, aumentando, estable, o en decenso. Desgraciadamente eso no ha sido posible. 
  11. El Presidente tiene en sus manos una decisión fundamental, la más importante en su vida, como dijo en una declaración, abrir de nuevo la economía.  Esto hará que la crisis económica se frene y el país vuelva a la normalidad.  Pero si esa decisión se toma antes de tiempo, la virosis volverá con mayor fuerza, que no necesitará de personas que vengan de otras partes, sino que está aqui, en todas partes, en situación latente.
  12. A parecer el Presidente, por estas y otras razones, está perdiendo la batalla de la opinión pública.  En un comienzo, los números de las encuestas lo favorecían. El día 24 de marzo del 2020 la encuestadora Gallup le daba al Presidente un 60% de aprobación a su manejo de la crisis.  Casi 20 días después, una encuesta de ABC/Ipsos demostraba una caída de 16 puntos en esa misma pregunta. De acuerdo a esa consulta, solamente un 44% de los votantes aprobaban el manejo de la crisis del Presidente.

Viendo esta realidad no es raro que 12 encuestadoras le den al candidato del partido Demócrata una ventaja de 8 puntos a estas alturas. 

El caso de Joe Biden, como candidato demócrata es también algo digno de estudio.  Después de las tres primeras primarias celebradas en los estados Iowa, New Hampshire y Nevada lo había ubicado en cuarto lugar en dos de ellas y segundo en la otra. Estos resultados eran de esperarse porque los candidatos ganadores habían estado trabajando esos estados por años. Pero los financistas de las campañas no creen en cuentos de camino.  Al que no gana, no le dan.  Por tanto, cuando Biden llegó a South Carolina estaba en pésimas condiciones. Sin haber ganado, sin recursos, sin estructura de tierra, y cayendo en las encuestas.  Pero allí se dió lo que podemos llamar un milagro electoral.  El endoso del representante al congreso James Clyburn, el actor político más importante en ese estado, le dio una victoria aplastante.  Acto seguido, candidatos que habían estado en la contienda, decidieron retirarse y apoyarlo.  Los resultados de las primarias posteriores no hicieron más que confirmar la avalancha, que como fenómeno electoral es lo mejor que le puede pasar a un candidato.

Cuando Napoleón iba a nombrar a un mariscal del ejercito francés, lo primero que preguntaba era: “Il a de la chance” que dicho en español quiere decir “¿Tiene suerte?” En campañas también pasa eso. En las elecciones norteamericanas del año 1948 Harry Truman se presentó como el candidato demócrata.  Tenía su favor haber terminado la guerra con Japón, pero en el sur no lo veían bien por su posición a favor de los derechos civiles de los afroamericanos y en general su imagen se minimizaba en comparación con la imagen que dejó Roosvelt. Tampoco ayudaba a que su contrincante era el gobernador del estado de New York. Tan evidente era esa percepción que las encuestas lo daban como perdedor.  Truman no se dejó amilanar y comenzó a viajar por todo el país en tren, una campaña casi clandestina, de pueblo en pueblo. El día de la elección el Chicago Tribune publicó en una edición extra “Dewey le gana a Truman”.  Cuando los votos se contaron, Truman ganó por dos millones de votos.

Algo parecido puede pasar con Biden, un candidato que tiene una extensa experiencia como político, como senador y como Vice de Barack Obama, quien en estos momentos tiene un agrado de 50% en las principales encuestas.  Biden también representa al político de centro, que da tranquilidad y viene de una familia clase media, trabajadora de los estados del norte que, casi siempre, han votado por los demócratas pero le dieron la presidencia a Trump. 

Pero no todo es color de rosa para la candidatura de Biden.  Trump es un mago en el manejo de los medios.  Ha estado en pantalla constantemente durante sus tres años.  Su posición anti inmigrante y su recorte de impuestos es aceptada pública o privadamente por muchos de los anglos del norte y del sur, que son la mayoría de los votantes.

Biden ha sido atacado por Trump y sus seguidores por nepotismo.  Un hijo de Biden logró un puesto muy bien remunerado en Ukrania.  Aunque las investigaciones lo han exonerado y el gobierno ukraniano no se ha manifestado, la acusación es muy fácil de entender y puede ser efectiva en una campaña donde el candidato tendrá infinitos recursos para montar campañas negativas usando este tema.  Puede ser que el ataque haya sido un poco temprano y todos los acontecimientos en el país hayan diluido el impacto que un ataque como este, a dos semanas de las elecciones, puede causar.

Otro punto débil que puede tener la candidatura de Biden es el apoyo de los católicos.  En las pasadas eleccions los latinos católicos votaron por Clinton en un 67%, mientras que los católicos blancos votaron en un 60% a favor de Trump. El aborto es el tema central.  Muchos demócratas dicen que la mujer debe tener control total sobre su cuerpo y la libertad para decidir cuando suspender un embarazo.  Para nosotros los católicos la decisión es simple, la vida comienza con la concepción y el aborto es un crimen. Para los político católicos el tema no es tan simple.  Tradicionalmente se han expresado en contra del aborto, pero respetuosos de la ley.  Biden incluido.  Él ha añadido que no puede imponer sus creencias a los demás.  Su record en el Senado indica que siempre ha respetado este principio y que son muchas las veces que ha votado en contra de leyes que apoyan el aborto o su financiamiento.  Pero esa posición es considerada como floja, por algunos católicos y representantes del clero y la jerarquía.  No hace mucho, un sacerdote le negó la comunión.  Por otro lado, esa posición es suficientemente contraria al aborto como para que los demócratas que lo apoyan y defienden el derecho de la mujer a elegir, lo consideren no fiable.

Las manifestaciones pueden crear un ambiente de miedo en muchos votantes, y eso lo está estimulando la campaña de Trump: “Con Biden viene el caos”.  El problema es que Trump a estado encargado del país por casi 4 años y es difícil que la gente compre la idea de que el culpable de esas manifestaciones y su falta de control son culpa de Biden.

Pues aqui nos encotramos.  Será una campaña corta, por causa de la pandemia; conflictiva, porque el voto por correo que pudiera ayudar es todo un problema; dura, porque Trump no se anda por las ramas y sabe que a su público le gusta la pelea; y en medio de una incertidumbre social y económica.

Las encuestas nos irán diciendo y los medios nos informarán.

Más de 200 organizaciones piden al gobierno de Trump que otorgue TPS a Venezuela

Más de 200 organizaciones piden al gobierno de Trump que otorgue TPS a Venezuela

Por Jorge Cancino

Las condiciones actuales en Venezuela, “incluidos los disturbios civiles en curso y la devastadora asistencia humanitaria”, son los principales argumentos señalados por un grupo de más de 200 organizaciones nacionales, estatales y locales para pedirle al gobierno de Donald Trump que otorgue un Estatus de Protección Temporal (TPS) a Venezuela.

En una carta enviada el miércoles a la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kirstjen Nielsen, 219 entidades argumentan que la situación en el país justifican la activación del programa humanitario.

Entre los firmantes del pedido hay organizaciones y activistas defensores de los derechos de los inmigrantes, religiosos, entidades de derechos humanos y la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA).

En la misiva el grupo advierte que el gobierno debe hacer todo lo posible por “evitar” el retorno de unos 72,000 nacionales venezolanos indocumentados que actualmente viven en Estados Unidos, la mayoría de los cuales huyeron de ese país sudamericano a causa de la violencia y la represión.

Según reportes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en los últimos cuatro años más de 70,000 venezolanos han llegado a Estados Unidos en busca de asilo. La mayoría de las peticiones están pendientes en las cortes de inmigración que a finales de febrero tenían más de 800,000 casos acumulados.

El TPS otorga un amparo provisional de deportación y concede una autorización temporal de empleo válida mientras el programa se encuentra vigente.

Apoyo bipartidista

El grupo señala además que existe “apoyo bipartidista” en el Congreso para aprobar una legislación que incluya el TPS. Pero que mientras no haya un voto y se promulgue una ley al respecto, el DHS puede autorizar también una protección temporal para los venezolanos.

La carta le recuerda a Nielsen que “el Congreso le otorgó al poder Ejecutivo autoridad para otorgar el TPS y conceder una suspensión de deportación para nacionales que no pueden ser devueltos a sus países de forma segura”.

“Específicamente, bajo la Sección 244 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), la secretaria del DHS puede designar un país para TPS si encuentra que hay un conflicto armado en curso dentro del estado” que recibe el beneficio.

Según los firmantes, Venezuela satisface todos los criterios de TPS ya que, a partir de abril de 2017, presenta una crisis civil sin precedentes que conduce a un éxodo de refugiados. Agregan que el régimen de Nicolás Maduro se encuentra sancionado y es señalado como responsable de persecuciones y asesinatos. Además, en el país se cometen delitos generalizados, hay escasez de medicamentos y alimentos así como protestas violentas.

Programa seguro

Para tranquilizar a la población estadounidense, la carta indica que el TPS “tiene estrictos criterios de antecedentes penales, descalificando a los solicitantes por delitos graves y condenas por delitos menores”.

Señala además que los beneficiarios del programa “deben registrarse en el gobierno, proporcionar su información biométrica y someterse a una verificación de antecedentes criminales”.

El grupo apunta que la designación del TPS a Venezuela “satisface los valores morales profundamente arraigados de nuestro país que subyacen a la ley”, tal como no «dar la espalda a los necesitados y no devolver a las personas a los países donde viven cuando su libertad y seguridad están en riesgo”.

Plan en el Congreso

Durante tercera semana de diciembre una comisión bipartidista de senadores presentó un proyecto de ley que busca que los venezolanos que huyen de la crisis en su país puedan ser protegidos de la deportación a través de un TPS.

«Venezuela está sobreviviendo a una crisis económicahumanitaria, de seguridad y refugiados, con una extrema escasez de comida y medicinas, una severa malnutrición en los niños, un crimen rampante y un gobierno que apoya la represión», plantearon los senadores demócratas Bob Menendez (Nueva Jersey), Dick Durbin (Illinois) y Patrick Leahy (Vermont) y el republicano Marco Rubio (Florida) en el texto.

Ellos aseguran que la crisis que vive el país sudamericano impone » condiciones extraordinarias y temporales que impiden que los ciudadanos de Venezuela puedan regresar y estar a salvo».

La iniciativa señala que para poder optar al beneficio, los venezolanos tienen que estar presentes en Estados Unidos en el momento en que se promulgue la ley.

Para ser aprobado, el proyecto de ley necesita 60 votos en el Senado, controlado por los republicanos, 218 en la Cámara de Representantes, bajo mando demócrata desde el pasado 3 de enero y la firma del presidente Donald Trump.

La carta fue enviada a Nielsen un día después de presentada en la Cámara de Representantes el proyecto Ley Sueños y Promesas’ H.R. 6 que, se ser aprobado, legalizaría la permanencia de unos 2.7 millones de dreameres y beneficiarios de TPS.

La iniciativa es patrocinada por las representantes demócratas Lucille Roybal-Allard (California), Nydia Velázquez (Nueva York) e Yvette Clarke (Nueva York).

Artículo publicado originalmente en Univision.com

Maduro dispuesto a “convocar” elecciones legislativas, pero no presidenciales

Nicolás Maduro se manifestó a favor de legislativas anticipadas y de un diálogo con la oposición para salir de la crisis política, pero rechazó adelantar las elecciones presidenciales, en declaraciones a la agencia de noticias rusa RIA Novosti.
Maduro dijo además que estaba “dispuesto a discutir personalmente con Donald Trump, en público, en Estados Unidos, en Venezuela, donde quiera, con cualquier programa” de debate.
“Sería muy bueno organizar elecciones legislativas antes, sería una buena forma de discusión política, una buena solución a través del voto popular”, declaró Maduro en una entrevista a RIA Novosti.
En cambio, “las elecciones presidenciales tuvieron lugar hace menos de un año, hace 10 meses”, agregó.
“No aceptamos ultimátums de nadie en el mundo, no aceptamos el chantaje. Las elecciones presidenciales tuvieron lugar en Venezuela y si los imperialistas quieren nuevas elecciones que esperen hasta 2025”, agregó Maduro.
“Estoy dispuesto a acudir a la mesa de negociaciones con la oposición, para hablar, por el bien de Venezuela, por la paz y el futuro”, dijo Maduro en otro momento de la entrevista.
Interrogado sobre una posible mediación internacional, el presidente venezolano afirmó que había “varios gobiernos y organizaciones en el mundo sinceramente preocupados” y que desea que “apoyen el diálogo” eventual con la oposición.
Sobre un posible encuentro con el presidente estadounidense, Maduro dijo que era “complicado actualmente” debido a que el consejero de seguridad nacional, John Bolton, “prohibió a Trump iniciar el diálogo”.

Por otra parte, Maduro expresó su “reconocimiento” al presidente ruso Vladimir Putin, que apoya al gobierno venezolano.
Venezuela recibe “cada mes” armamento ruso, “el más moderno del mundo” en el marco de los acuerdos vigentes, afirmó Nicolás Maduro.
A pesar de la situación económica del país, Venezuela sigue pagando puntualmente sus deudas a China y Rusia, sus principales acreedores, dijo Maduro.
“Venezuela paga, siempre a tiempo”, dijo.
La oposición venezolana convocó manifestaciones para este miércoles para pedirle a los militares que apoyen al presidente interino Juan Guaidó, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos y la mayoría de los países latinoamericanos y europeos.
Con información de AFP

Visa H-1B: estos son los cambios que anunció el Gobierno de EEUU

La decisión del Departamento de Seguridad Nacional «revierte el orden por el cual el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los EEUU selecciona las solicitudes H-1B», según el comunicado oficial. Así aumentarán en un 16% las posibilidades de los solicitantes con posgrados obtenidos en universidades del país

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de los Estados Unidos anunció un cambio en las visas para profesionales con formación superior o talento singular, las H-1B, que favorecerá a aquellos con maestrías o doctorados obtenidos en universidades estadounidenses.

Dado que cada año cientos de miles de profesionales se presentan, para obtener esos documentos, desde 2005 existía un ordenamiento por el cual se realizaba una primera lotería de 20.000 visas solo entre aquellos con posgrados, y luego una lotería general de 65.000 visas para los demás solicitantes que cumplieran los requisitos.

La enmienda, que se publica este 31 de enero de 2019 como «decisión definitiva» del Gobierno de Trump sobre este tema discutido durante la campaña electoral, «revierte el orden por el cual el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) selecciona las solicitudes H-1B», según el documento. Establece, además, el requisito de un registro electrónico previo, durante un periodo fijo cada año.

Desde el 1° de abril, cuando entre en vigor la nueva selección, todas las solicitudes se considerarán primero para el cupo de 65.000 visas; luego de eso USCIS seleccionará, entre el grupo de solicitantes restantes, hasta completar el cupo de posgraduados.

La nueva normativa —que el presidente Donald Trump había anticipado en Twitter— aumentará en un 16%, o 5.340 personas, las posibilidades de que aquellos con posgrados obtenidos en los Estados Unidos puedan recibir una H-1B. El método de inminente aplicación construirá un criterio de selección de candidatos más basado en el mérito que el anterior.

«Los poseedores de H1-B en los Estados Unidos pueden tener la seguridad de que pronto habrá cambios que traerán tanto simplicidad como certeza a su estancia, incluido un camino potencial hacia la ciudadanía. Queremos alentar a la gente talentosa y de grandes habilidades para que desarrollen opciones de carrera en los EEUU», había tuiteado Trump.

«Estos cambios simples e inteligentes son un beneficio positivo para los empleadores, los trabajadores extranjeros que ellos quieren emplear y los adjudicadores de la agencia, lo cual ayudará a que el programa de visas H-1B funcione mejor», dijo en un comunicado el director del USCIS, L. Francis Cissna.

Las empresas que patrocinen a los solicitantes ya no presentarán solamente las peticiones y la documentación probatoria, sino que primero tendrán que registrarse en una base electrónica de USCIS. Sobre eso, Cissna agregó: «El nuevo sistema de registro, una vez implementado, reducirá los costos generales de los empleadores y aumentará la eficiencia del Gobierno».

El objetivo, añadió el director del USCIS, es también «profundizar el objetivo del presidente Trump de mejorar nuestro sistema migratorio con un simple ajuste al cupo en el proceso de selección de la H-1B. Como resultado, los empleadores estadounidenses que busquen contratar trabajadores extranjeros con una maestría o posgrado superior tendrán una oportunidad mayor de selección en la lotería de H-1B, en años de excesiva demanda de nuevas visas H-1B».

Esta categoría de visa es una opción para quienes poseen conocimientos de alta especialización, brindan servicios de gran mérito o poseen aptitudes distinguidas, según USCIS. Para que alguien cumpla los requisitos de aspirar a una visa H-1B debe satisfacer uno o más de los siguientes criterios:

–Un título universitario de bachiller o posgrado, o su equivalente, normalmente es el requisito mínimo para el puesto.
–El requisito del título universitario es común en la industria, o el trabajo es tan complejo o especializado que únicamente puede ser desempeñado por una persona con un título.
–El empleador normalmente requiere un título o su equivalente para el puesto.
–La naturaleza de los deberes específicos es tan especializado o compleja que los conocimientos necesarios para desempeñarlos usualmente se asocian con un título de bachiller universitario o superior.*

Para ser elegible y aceptar una oferta de trabajo especializado, debe satisfacer uno o más de los siguientes criterios:

–Haber completado un bachillerato universitario de una universidad acreditada, o superior (o su equivalente en el extranjero) en una universidad o centro universitario acreditado.
–Tener título universitario obtenido en extranjero que sea equivalente al título universitario de bachiller o posgrado en los Estados Unidos en la ocupación de especialidad.
–Tener una licencia completa (sin restricciones) expedida por el estado, registro o certificación que lo autorice a ejercer plenamente la ocupación de especialidad y dedicarse a dicha especialidad en el estado del empleo previsto. Tener la preparación educativa, capacitación, o experiencia de responsabilidad progresiva en la especialidad que es el equivalente de haber completado el título mencionado, y tener reconocimiento de su pericia en dicha especialidad a través de posiciones progresivas en responsabilidad que estén directamente relacionadas con la especialidad.

Trump explica su plan para legalizar a 1.8 millones de ‘dreamers’, a cambio de ciertas condiciones

El presidente Donald Trump defendió el martes el “extraordinario éxito” que ha logrado desde que llegó al poder hace un año, y argumentó que lo hizo con “la idea muy clara y la misión honrada” de “hacer a EEUU grande de nuevo”.
“En el último año, hemos hecho increíbles avances y logrado un éxito extraordinario”, dijo Trump al comienzo del primer discurso de su presidencia sobre el Estado de la Unión ante el Congreso.
Trump llamó a los demócratas y republicanos del Congreso a “dejar un lado las diferencias” y trabajar juntos.
“Esta noche, hago un llamamiento a todos nosotros para que dejemos juntos nuestras diferencias y busquemos la unidad para cumplir con las personas que nos eligieron para que les sirviéramos”, dijo al argumentar que el país se encuentra en un estado “fuerte” porque su pueblo también lo es, y que su gobierno está construyendo una nación “segura, fuerte y orgullosa”.
En materia de inmigración, uno de los aspectos más esperados de su discurso, el mandatario estadounidense explicó su propuesta de proveer un mecanismo para la naturalización de 1,8 millones de dreamers a cambio de unos pilares fundamentales: el muro con México, un sistema migratorio “seguro, moderno y legal” en el que los inmigrantes que se hagan ciudadanos podrían patrocinar a sus cónyuges e hijos menores de edad y acabar con la lotería de visas.
“Bajo nuestro plan, aquellos (dreamers) que cumplan con unos requisitos de educación y trabajo y muestren un buen carácter moral serán capaces de llegar a ser ciudadanos de Estados Unidos”, señaló Trump, quien destacó que la cifra de 1,8 millones es “casi tres veces más” de lo que ofreció su antecesor, Barack Obama, con el DACA.
Por eso insistió en la necesidad de levantar un muro con México porque permitirá “cerrar las lagunas explotadas por criminales y terroristas para ingresar” a su país y dijo que uno de los pilares para lograrlo es contratando más agentes fronterizos y migratorios, a quienes calificó de “héroes”.
Asimismo, pidió al Congreso que permita deportar de forma exprés a todos los inmigrantes que crucen la frontera de manera irregular sin importar su país de origen. Actualmente, solo pueden ser expulsados de manera exprés los inmigrantes de México y Canadá.
Minutos antes le había pedido a los congresistas acabar con los “resquicios mortales” que permiten que integrantes de la pandilla conocida como Mara Salvatrucha (MS-13) sigan en EEUU.
El mandatario citó el caso de dos familias que perdieron a sus hijas, Nisa Mickens y Kayla Cuevas, en septiembre de 2016, cuando fueron “brutalmente asesinadas” por miembros del MS-13 en Nueva York.
“Durante décadas, las fronteras abiertas han permitido que las drogas y las pandillas lleguen a nuestras comunidades más vulnerables. Han permitido que millones de trabajadores con bajos salarios compitan por empleos y salarios contra los estadounidenses más pobres. Lo más trágico es que han causado la pérdida de muchas vidas inocentes”, aseguró.
En materia de política exterior presumió de las “duras sanciones” que su administración ha impuesto contra las “dictaduras” de Cuba y Venezuela, dentro de la porción dedicada a la política exterior de su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso estadounidense.
“Mi administración también ha impuesto duras sanciones a las dictaduras comunistas y socialistas de Cuba y Venezuela”, destacó. El presidente no hizo menciones a otros países latinoamericanos.
En cuanto a la lucha contra el Estado Islámico (EI) admitió que “queda mucho trabajo por hacer” y pidió al Congreso que asegure que su gobierno tiene “todo el poder necesario” para detener a esos terroristas y a los de Al Qaeda.
“El año pasado prometí que trabajaríamos con nuestros aliados para extinguir al EI de la faz de la tierra. Un año después, estoy orgulloso de informar de que la coalición para derrotar al EI ha liberado casi el 100 por ciento del territorio que una vez controlaron estos asesinos en Irak y Siria”, dijo.
Trump también se refirió a la votación en la Asamblea General de la ONU contra su decisión de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, le pidió a los congresistas asegurar que solo los “amigos” de EEUU se beneficien de su asistencia financiera.
“Esta noche les pido aprobar una legislación para ayudar a asegurar que los dólares de asistencia extranjera de Estados Unidos siempre sirven intereses estadounidenses, y solo van a amigos de Estados Unidos”, dijo Trump en su discurso sobre el Estado de la Unión.
De otro lado, anunció que firmó una orden ejecutiva para mantener abierta la cárcel de la base militar de Guantánamo (Cuba). “Hoy estoy cumpliendo con otra promesa. Acabo de firmar una orden ejecutiva que dirige al secretario de Defensa, James Mattis, a reexaminar nuestra política de detención y mantener abiertas las instalaciones de la bahía de Guantánamo”.
El presidente alabó la buena marcha de la economía y de su reforma fiscal para asegurar que el país está viviendo “un nuevo momento americano” y juntos, todos los ciudadanos, pueden “lograr cualquier cosa”
“Este es nuestro nuevo momento estadounidense. Nunca ha habido un mejor momento para comenzar a vivir el sueño estadounidense”, dijo el presidente ante ambas cámaras del Congreso.
“Para cada ciudadano que esté viendo esto desde casa. Esta noche, sin importar, dónde has estado o de dónde vienes, este es tu momento. Si trabajas duro, si crees en ti mismo, si crees en Estados Unidos, entonces puedes lograr cualquier cosa, puedes ser cualquier cosa y, juntos, podemos lograr cualquier cosa”, añadió.
Trump aprovechó para destacar el crecimiento acelerado de cerca del 3 por ciento anual y un desempleo que ha continuado su progresivo descenso y que cerró diciembre en el 4,1 por ciento, la cifra más baja 18 años y por debajo del 4,8 por ciento en el que estaba cuando el magnate asumió el poder.
El republicano llegó hace un año a la Casa Blanca con la promesa de lograr un crecimiento anual superior al 3 por ciento anual y en diciembre consiguió que el Congreso aprobara su ambiciosa reforma fiscal, la mayor en tres décadas en EEUU y que ha está considerada como el gran triunfo legislativo de su primer año de mandato.
“Hemos recortado la tasas del impuesto a las empresas del 35 por ciento hasta el 21 por ciento, por lo que las empresas estadounidenses podrán ahora competir y ganar contra cualquier persona en el mundo. Se estima que todos esos cambios aumentarán sus ingresos en más de $4,000”, destacó Tump.
El presidente pidió al congreso que “empodere” a sus ministros para facilitar el despido de trabajadores públicos.
“Pido al Congreso que empodere a cada secretario del gobierno con la autoridad de recompensar a los buenos trabajadores, y de despedir a los empleados federales que socaven la confianza pública o le fallen al pueblo estadounidense”, dijo Trump.
Trump apeló a su base de conservadores evangélicos al declarar que la fe y la familia son el centro de la vida del país, y al presumir de sus esfuerzos para “proteger la libertad religiosa”.
“En Estados Unidos, sabemos que la fe y la familia, no el gobierno y la burocracia, son el centro de la vida estadounidense. Nuestro lema es: ‘Confiamos en Dios’”, dijo Trump.
También prometió que se ha acabado la era en la que Estados Unidos quedaba “sometido” económicamente por otros países, y que trabajará para “arreglar malos acuerdos comerciales y negociar otros nuevos”.
“La era de sometimiento económico (de EEUU) se ha acabado por completo”, aseguró.

Este reporte ha sido complementado con los servicios cablegráficos de EFE, AFP y AP.