Conozca el sistema de enseñanza superior de la Florida

Conozca el sistema de enseñanza superior de la Florida

La enseñanza superior en la Florida

Centros de enseñanza superior y universidades del estado conocido como el «Estado del Sol»

Con algunas de las mejores universidades y playas de Norteamérica, la Florida es tanto una recompensa para la mente como para el cuerpo.

El estado de la Florida, reconocido como la capital mundial del turismo y de las ciencias espaciales, atrae a muchos estudiantes internacionales a los excelentes programas con los que cuenta, en los campos de hostelería y turismo, gestión de empresas, ingeniería y ciencias espaciales. Además, este estado es un próspero centro para el comercio a escala mundial, lo que lo convierte en el lugar ideal para cursar estudios en administración de empresas, finanzas o relaciones internacionales. Y, para acabar de redondear esta imagen, el estado cuenta con extraordinarios programas en bellas artes, humanidades, ciencias y ciencias sociales, impartidos en más de 100 universidades y centros de enseñanza superior privados y públicos por todo el estado.

Universidades públicas para estudiantes internacionales en la Florida

La Florida cuenta con 10 universidades públicas subvencionadas por el estado, con más de 200.000 estudiantes. La Universidad de la Florida en Gainesville y la Universidad del Estado de la Florida en Tallahassee cuentan con la mayor matriculación de estudiantes internacionales y ofrecen una amplia gama de programas de licenciatura y posgrado que son reconocidos a escala nacional e internacional. La Universidad Internacional de la Florida, situada en la ciudad cosmopolita y multicultural de Miami, es también otra opción que es muy popular entre los estudiantes internacionales.

Las otras universidades, por orden del número de estudiantes internacionales que tienen matriculados, son: La Universidad del Sur de la Florida en Tampa, la Universidad del Norte de la Florida en Jacksonville, la Universidad de la Florida Central en Orlando, la Universidad de la Florida del Atlántico en Boca Ratón, La Universidad Agrónoma y Mecánica de la Florida en Tallahassee, la Universidad del Oeste de la Florida y la Universidad de la Costa del Golfo de la Florida en Fort Myers.

Sistema de Centros de Enseñanza Superior de la Florida

El Sistema de Centros de Enseñanza Superior de la Florida, anteriormente conocido como el Sistema de las Escuelas Superiores Comunitarias de la Florida, es una organización compuesta por 28 centros de enseñanza superior, públicos o estatales, situados por todo el estado.  Estos centros ofrecen periodos de inscripción libre para programas de posgrado y de capacitación laboral; recientemente también comenzaron a ofrecer títulos de licenciatura en selectas áreas profesionales.  En el año 2009, dichos centros tuvieron un alumnado de 845.000.

El año pasado, el Sistema de Centros de Enseñanza Superior de la Florida ocupó el primer puesto dentro de la región sureste del país, por los porcentajes de graduación y de progresión escolar obtenidos y conservó su alto puesto dentro del ámbito nacional por destacarse entre más de 1.200 escuelas superiores comunitarias del país por las muchos títulos universitarios que ofrece en  distintas categorías. Por séptimo año consecutivo, y según el informe anual de los 100 Mejores realizado por Community College Week, bajo los auspicios del Centro Nacional de Estadísticas de la Educación, las escuelas superiores comunitarias de la Florida ocuparon los primeros puestos del país por títulos universitarios de primer ciclo (dos años) y por el número de títulos universitarios de primer ciclo otorgados a estudiantes de una clase minoritaria, títulos en profesiones relacionadas con la salud y con las ciencias.

Universidades y centros de enseñanza superior privados para estudiantes internacionales en la Florida

De entre las universidades y centros de enseñanza superior privados de la Florida (hay más de cien), los que cuentan con mayor popularidad entre los estudiantes internacionales son: la Universidad de Miami en Coral Gables, una universidad integral y reconocida en el ámbito internacional por sus proyectos de investigación y el Instituto Tecnológico de la Florida, situado cerca del Cabo Cañaveral, y el que es bien conocido por sus estudios en ingeniería, aeronáutica y ciencias espaciales.

También cuentan con una gran cantidad de estudiantes internacionales: la Universidad de Nova Southeastern, la Universidad de Aeronáutica de Embry-Riddle, la Universidad Lynn y el Centro de Enseñanza Superior Eckerd, entre otras.

Las dos Floridas

En la Florida hay un dicho que dice: «El norte es el sur y el sur es el norte». De muchas formas, la parte septentrional del estado, la sede de la Universidad A&M, la Universidad de la Florida, la Universidad del Norte de la Florida y la Universidad del Oeste de la Florida tiene más en común con el vecino estado de Georgia y Alabama que con el sur de la Florida.

Hace cincuenta años, la Florida era uno de los estados con menor población de la región, con menos de dos millones de habitantes, y la mayoría de ellos se concentraban en pequeñas ciudades y zonas rurales en la parte septentrional del estado. Hoy en día, la Florida es el cuarto estado más poblado del país, con más de 15 millones de habitantes que se concentran dentro y alrededor de las ciudades del sur del estado, las cuales están experimentando un auge, y las ciudades del centro del estado, como Orlando (1,5 millones), Tampa-San Petersburgo (2 millones) y Miami-Fort Lauderdale (3,5 millones).

La mayoría de las personas que viven actualmente en la Florida, nacieron en algún otro lugar. En Tallahassee podrá escuchar muchos acentos del sur, pero en Miami escuchará acentos muy parecidos a los de Nueva York y de la Habana.

También hay una diferencia entre el clima y la formación geológica del norte y el sur. Hay una extensión de 850 millas entre Pensacola, situada en la zona más septentrional del estado, hasta Key West (Cayo Hueso), la parte más austral del país. Según viaja desde el sur, los bosques de pinos y azaleas se convierten en bosques de árboles cítricos y plantas tropicales. Aunque el clima es cálido la mayor parte del año en la zona central y austral de la Florida, el norte tiene inviernos bien definidos, con temperaturas más bajas y temperaturas bajo cero durante la noche; es más, ¡hasta nieva cada diez años!

No todo son libros de texto

Ninguno de los centros de enseñanza superior o universidades de la Florida está más lejos que un par de horas de la playa, y la mayoría están a menor distancia. Cada año, durante los meses de marzo y abril, todos los estudiantes de la Florida se reúnen con cientos de miles de estudiantes de otros lugares de los Estados Unidos para ir a Fort Lauderdale, a la playa de Daytona o la Ciudad de Panamá, para participar en las mejores fiestas estudiantiles del mundo. Pero si lo que desea es esquivar las multitudes, siempre encontrará un tramo de playas arenosas desiertas en algún lugar.

Si no le gustan las playas, puede ir a observar a los caimanes o a las aves exóticas en uno de los muchos cotos naturales, u observar el lanzamiento de un transbordador espacial en Cabo Cañaveral, hacer piragüismo en las tranquilas aguas del rio Suwanneee, pasar un fin de semana con el ratón Mickey en el Mundo de Disney o ir de pesca para hacer su propia cena en alguno de los miles de lagos de agua fresca de la zona. Si lo que prefiere es pasarse la noche bailando, tal vez quiera ir al Cayo Hueso, a la playa de Miami, la zona de la ciudad Ybor de Tampa, la Isla del Tesoro de Disney o la Estación de la calle Church en Orlando.

Pero no trasnoche mucho porque las clases empiezan de nuevo el lunes…
No importa lo que usted quiera estudiar, siempre hay algo para usted en la Florida. Venga y aprenda sobre el mundo en general y sobre sí mismo en el estado del sol. Estará encantado de haberlo hecho.

Artículo proporcionado por la Oficina de Comunicaciones y Asuntos Exteriores del Ministerio de Educación de la Florida.

 

7 consejos para cuando aplicas por una ayuda financiera estudiantil

7 consejos para cuando aplicas por una ayuda financiera estudiantil

7 consejos para cuando aplicas por una ayuda financiera estudiantil. Con las matriculas, los honorarios, las provisiones y los gastos cotidianos promediando decenas de miles de dólares al año, una educación universitaria es una gran inversión. Para muchos estudiantes, las ayudas financieras pueden, y en realidad lo hacen, ayudarlos en esos gastos. De acuerdo con College Board, existen más de 185 billones de dólares disponibles para ayudas financieras a estudiantes, y la mayoría califica. Algunos fondos son repartidos como regalos basados en necesidades o méritos, y otros son préstamos que deben ser pagados a largo plazo.

COMPLETA LA SOLICITUD GRATUITA DE AYUDA FEDERAL PARA ESTUDIANTES (FAFSA)
Para obtener el mayor tipo de ayuda financiera, debes enviar la solicitud FAFSA. El tiempo límite para enviar la aplicación es al final del mes de Junio (para el 2015 es hasta el 30 de junio). Puedes completarla de forma “online” para ser elegible y poder recibir aportaciones federales y del estado, préstamos y asignaciones de estudio o trabajo. Incluso si piensas que la situación económica de tu familia puede descalificarte, envía la solicitud de todas formas ya que varios factores además de sueldos y bienes afectan las decisiones de premiar a las personas con ayuda económica estudiantil. Envía la solicitud lo más pronto posible para una mejor oportunidad de conseguir fondos estudiantiles.

CONSIDERA LAS FINANZAS FAMILIARES
La fórmula utilizada en las presentaciones FAFSA para determinar la elegibilidad para recibir la ayuda asume que los estudiantes deberían gastar el 20% de sus propios fondos en pagos de matrículas y gastos. Los padres también se espera que colaboren, pero a un porcentaje mucho más bajo.Algunos expertos sugieren retirar los bienes de los niños de las cuentas privadas en los bancos e introducirlo en una de las 529 cuentas de ahorro universitarias para minimizar el impacto de ese dinero en el cálculo de la ayuda financiera. Para los padres con muchos ahorros (no cuentas de retiro contables), puede que tenga más sentido gastar esos fondos – pagando las deudas, por ejemplo –a favor de que el estudiante califique para más ayuda financiera. Alternativamente, la familia podría pagar con esos ahorros el primer año de universidad y luego re aplicar la solicitud para la asistencia de los años subsecuentes a través de FAFSA.

CONTACTA LAS UNIVERSIDADES Y PREPARATORIAS
Algunas escuelas exigen sus propias ayudas financieras en conjunto con FAFSA, y muchas son un bien antes de la fecha tope oficial de la FAFSA. Aplica las solicitudes para ayudas de todas las escuelas a las que quieras acudir. Generalmente hablando, la solicitud de ayuda financiera no ocasionará problemas con tus chances de ser aceptado; la mayoría de las escuelas públicas y muchas escuelas privadas se adhieren a una política de admisión “ciega de necesidades”. Las páginas web de ayudas financieras de las escuelas quizás contengan una calculadora del precio neto que te permitirá saber cuánto dinero sacarás de tu bolsillo (después de la contabilidad para la ayuda) para asistir a la escuela.

SUPLEMENTA LA FAFSA CON CARTAS EXPLICATIVAS
La aplicación FAFSA contiene más de 100 preguntas, pero tus respuestas puede que no cuenten la historia complete de tu situación financiera. Si tú crees que estás pasando por circunstancias mitigantes, envía una carta con una explicación. No envíes la carta junto con la solicitud FAFSA pero si puedes enviarla directamente a las escuelas a las que estas aplicando e incluye tu documentación.Por ejemplo, si tu familia está pagando altas cuentas médicas o uno de tus padres recientemente perdió su trabajo, explica los hechos e incluye las factures de pago y la constancia de desempleo. O tal vez, si tu familia está manteniendo a otro familiar, lo que significa que el dinero disponible para la educación es menos del que aparece en la FAFSA. Una carta suplementaria podría ayudar a que la entidad revalore tu paquete de ayuda y ofrezca más fondos.

RECHAZA, AMABLEMENTE
Si el paquete de la ayuda es menos de lo que habías esperado, tienes muchas opciones. Primero, puedes solicitar una revaloración si tus circunstancias económicas han cambiado. Nunca mientas en una solicitud de ayuda financiera, pero pregunta si puedes reenviar la solicitud si hay nuevos y significantes incrementos en tus gastos o disminuciones en tus ingresos.Lo siguiente, es pedir hablar con un oficial de ayuda financiera y encontrar la manera de poder asistir a la escuela. Muchos expertos aconsejan no negociar, de por sí, pero dicen que haciendo una apelación amable y de manera cortes y agraciada a veces rinde sus frutos. Explica tu situación, has énfasis en tu interés por la escuela y pide una reconsideración. Una manera de hacer que tu caso funcione, si eres un buen candidato y ya has sido seleccionado, es preguntar por tu mejor elección de una escuela para tratar de conseguir una mejor oferta de otra entidad. Si tu escuela preferida se impresiona con tus credenciales y promesas, a lo mejor responde con una mejor oferta. Nunca está de más preguntar.

APLICA POR UN BECA ESCOLAR DE ORGANIZACIONES PRIVADAS
Más allá de los fondos disponibles de los gobiernos federales y de estado y oficinas de ayudas financieras, también existen becas escolares privadas que ofrecen ayuda financiera de igual forma. Los expertos recomiendan comenzar la búsqueda desde la secundaria – ciertamente no después de esa edad. Los motores de búsqueda de becas escolares tales como Scholarships.com y Fastweb.com, pueden emparejarte con aplicaciones para premios a los que quizás desees clasificar.Las becas para la Universidad recorren toda la gama, desde aquellas que apuntan a los candidatos exclusivos, como estudiantes hispanos que planean hacer una carrera en ciencias, tecnología, ingeniería o mecánica, hasta aquellos que se les recompensa logros específicos como escritura de poesía. Las organizaciones privadas a menudo garantizan estos premios, aunque algunas escuelas y universidades también ofrecen becas escolares dirigidas. De nuevo, pregunta a las escuelas en las que estés interesado si una ayuda como esa está disponible.Las aplicaciones para becas escolares a menudo requieren ensayos, y tienen fechas límite bastante estrictas. Ganar una (o dos o tal vez tres) hace más que disminuir los gastos universitarios –se ven bien en tu currículo, por ello vale la pena intentar con todas las que puedas.

MANTENTE EN BUENA POSICIÓN
Una vez que hayas conseguido esa ayuda financiera, debes mantenerte en un buen rendimiento académico para mantenerla. La asistencia gubernamental y universitaria es renovada cada año, y las entidades de educación generalmente demandan cierto nivel de logros académicos. Cada escuela tiene su propia política, entonces es importante saber el mínimo de los requerimientos, tales como el promedio de puntos de grado y la velocidad a la que deberías estar avanzando hacia la graduación. Habla siempre con un oficial de ayuda financiera antes de retirar o abandonar una clase, o si piensas que hay algún peligro de faltar a una clase. Estas situaciones tienen la posibilidad de comprometer tu ayuda financiera.Y recuerda, debes completar la planilla de renovación de la FAFSA cada año.

Cheapism