España concede la residencia a 7.623 venezolanos en el primer semestre del año

España concede la residencia a 7.623 venezolanos en el primer semestre del año

Esos 7.623 venezolanos que hasta el momento han sido beneficiarios de la ‘ayuda humanitaria’ vieron rechazada su petición de asilo entre febrero y junio de 2019, teniendo en cuenta que la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio (CIAR) no se reunió el mes de enero

MADRID.- España ha concedido la estancia legal de 7.623 ciudadanos de Venezuela en los primeros seis meses de junio 2019 bajo la premisa de la ‘ayuda humanitaria’, según datos del Ministerio del Interior facilitados a Europa Press.

El pasado mes de enero, el Gobierno informó de su intención de conceder la ‘ayuda humanitaria’ –figura contemplada en la Ley de Asilo y Refugio– a aquellos venezolanos a los que se les denegase la protección internacional desde 2014. Desde que se puso en marcha esta medida, se ha autorizado a más de 7.600 venezolanos la residencia temporal, cuya duración es de un año y será prorrogable, tal y como han señalado fuentes de Interior.

Esos 7.623 venezolanos que hasta el momento han sido beneficiarios de la ‘ayuda humanitaria’ vieron rechazada su petición de asilo entre febrero y junio de 2019, teniendo en cuenta que la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio (CIAR) no se reunió el mes de enero.

La CIAR es la que se encarga de elevar las propuestas de resolución de las peticiones de asilo, previamente analizadas por la Oficina de Asilo y Refugio (OAR), que es el órgano que instruye el procedimiento para la concesión de protección internacional. La concesión o denegación se hace tras un análisis individualizado de todo solicitante de asilo.

Casi 15 mil expedientes resueltos

Entre febrero y mayo, la CIAR ha resuelto en total 14.933 expedientes, de los cuales más de la mitad (esos 7.623) son de ciudadanos venezolanos a los que finalmente se les ha denegado el asilo, aunque se les ha otorgado la ‘ayuda humanitaria’.

La cifra de casi 15.000 expedientes elevados a la CIAR supone que en los seis primeros meses de 2019 ya se han superado los 12.889 expedientes que se resolvieron durante todo 2018, según recalcan desde el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska.

De acuerdo a los datos facilitados a Europa Press, en febrero se elevaron a la CIAR 1.645 expedientes; en marzo, 1.654; en abril, 2.819; en mayo, 2.834; y en junio, 5.981. De esos casi 6.000 expedientes resueltos en la última CIAR de junio, 4.300 (es decir, el 71,9%) eran de venezolanos a los que, tras serle denegado el asilo, se les ha concedido el permiso temporal de residencia por razones humanitarias.

Según precisan fuentes de Interior a Europa Press, en julio y agosto está previsto que este órgano colegiado se reúna de nuevo y siga resolviendo más expedientes a un ritmo «muy superior» al del año pasado. En 2018, se determinaron entre enero y diciembre un total de 12.899 solicitudes, es decir, de media al mes unas 1.074 resoluciones de peticiones de asilo.

19.700 han pedido asilo en 2019

De acuerdo a datos oficiales, durante todo 2018, un total de 20.015 ciudadanos venezolanos pidieron protección internacional en España, encabezando el ranking de las nacionalidades de los solicitantes de asilo en España. Desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de 2019, unos 19.729 venezolanos han solicitado protección internacional en España, y sigue siendo la nacionalidad mayoritaria, según cifras provisionales del Ministerio del Interior.

Debido a que desde el año 2011 se ha producido un aumento sostenido en el tiempo de las peticiones de venezolanos, el Gobierno decidió concederles la estancia legal en España a través de la «ayuda humanitaria» prevista en la Ley de Asilo y Refugio, teniendo en cuenta que Venezuela no está entre los países que tienen mayores tasas de resoluciones favorables.

Recientemente la secretaria de Estado de Migraciones en funciones, Consuelo Rumí, defendió la necesidad de abordar una reforma integral del sistema de acogida a solicitantes de protección internacional en España «que permita proteger a quienes tienen derecho a la protección internacional». En este contexto, advirtió de la falta de plazas y del «colapso» del sistema de acogida por parte de aquellos que piden asilo, sabiendo no son beneficiarios de dicha protección internacional.

«Las personas que emigran porque quieren una vida mejor, que es lícito, no son usuarias ni beneficiarias de protección internacional. Entre todos debemos de darles salida y soluciones, pero la solución no es solicitar asilo, porque lo que hacen, además, es colapsar un sistema que está diseñado para quienes verdaderamente tienen ese derecho», aseveró en un acto público con motivo del Día Mundial del Refugiado que se celebra el 20 de junio.

FUENTE: Con información de Europa Press

Una ex Miss Venezuela republicana aspira ser la primera congresista hispana por Texas

Una ex Miss Venezuela republicana aspira ser la primera congresista hispana por Texas

Carmen María Montiel Avila busca coronarse otra vez. Pero ahora no por su belleza, esa que le permitió ser Miss Venezuela 1984 y quedar segunda finalista en el Miss Universo que se llevó a cabo en Miami ese mismo año. 34 años después, es una ciudadana estadounidense que busca un escaño en la Cámara de Representantes por el Partido Republicano.
En las primarias que celebró el partido en el distrito 29 de Texas el pasado 6 de marzo, Montiel alcanzó un segundo lugar, con 1,467 votos (23.6%), detrás de su contendor Phillip Aronoff que sacó mil votos más (2,402 o 38.6%). Por lo tanto, la venezolana -que es periodista de profesión, graduada en Tennesse en 1991- tiene una nueva oportunidad en una segunda vuelta en mayo próximo.
La contienda se da en una región históricamente demócrata e hispana, lo cual le hace cuesta arriba la carrera a Montiel, pero ella prefiere verlo como un reto: «No solo el del Congreso, sino el de enseñarle a la comunidad latina cuál es la realidad, porque siento que a veces se confunden. Nuestro valores latinos son conservadores, la familia es lo primero para nosotros, igual que la fe. Además, el latino es muy trabajador y tiene mucha dignidad por su trabajo, no viene para hacer peso a este país. Vienen a trabajar. Yo quiero rescatar esos valores conservadores». Además señala que pese al voto demócrata «el distrito está muy olvidado y quiero que se den cuenta de eso», comentó a través del teléfono desde Houston.
De resultar ganadora, Montiel se convertirá en la primera miss aspirante a un cargo de esa envergadura. Además, se mediría con otra hispana, Sylvia García, quien ganó las primarias del Partido Demócrata en el mismo distrito, con 60% de los votos. Cualquiera de las dos, representaría la posibilidad de que una mujer hispana ocupe un escaño en el Congreso de Estados Unidos.
Tanto en su campaña como en su discurso inaugural, Sylvia García puso acento en la importancia de lograr esta representación hispana: » Esta noche hablaron las mujeres… hablaron los latinos y lo hicieron de forma muy contundente y clara», dijo la noche del pasado 6 de marzo.
Ese mismo día, Montiel replicó en su cuenta de Twitter un mensaje que decía «Finalmente una voz conservadora fuerte y latina al Congreso».

Es la hora de los ‘outsiders’

Carmen María Montiel no es una política de carrera, pero considera que eso juega a su favor: «La gente está cansada de los políticos de carrera y quedó demostrado con el triunfo de Donald Trump… yo creo que los ciudadanos comunes estamos más en contacto con la realidad de la gente y la gente prefiere eso».
Ella, que se ha dedicado a obras de caridad desde que ganó el certamen en Venezuela y ha estado en el directorio de Unicef y otras organizaciones de ayuda, había puesto la vista en un cargo de concejal en Houston para 2019, «pero cuando supimos de la vacante que dejó Gene Green (demócrata que estuvo en el cargo durante 25 años), mi equipo de campaña me sugirió que me lanzara».
El distrito 29 abarca el sector de East End, el sur de Houston, Jacinto City, Galena Park y algunas áreas de Pasadena. En la zona, se calcula que 77% de la población está conformada por personas que se identifican como hispanas en el censo poblacional.

¿Qué piensa sobre..?

  • Donald Trump y la inmigración:

Montiel es fiel defensora del actual presidente de Estados Unidos. Considera que muchas de las situaciones en las que se ve envuelto por sus palabras es porque los medios editan o descontextualizan lo que realmente quiere decir. «No es que él esté en contra de la inmigración, es de la inmigración ilegal, eso lo ha dicho, pero él admira y quiere a los inmigrantes, habló bien de los mexicanos aquella vez cuando después dijo que son los que cometen delitos los que no quiere dentro del país».

  • Control de armas:

No está de acuerdo con tocar la segunda enmienda de la Constitución de EEUU que otorga el derecho a los ciudadanos a portar armas. «Además no estoy de acuerdo con esos controles, que es lo primero que hace la izquierda, controlar y entonces se elimina ese poder que tienen los ciudadanos de luchar contra un gobernante tirano». No es que considere que actualmente ese sea el principal peligro para EEUU, «pero es el espíritu de la constitución y hay que respetarlo».Sin embargo, cree que la forma de evitar un nuevo tiroteo en escuelas es aplicar la misma seguridad que existe en los aeropuertos «y que se reforzó después del 9/11. ¿Cómo es posible que exista seguridad para impedir que entre alguien con armas a un aeropuerto y no hay la misma seguridad para impedir que pase alguien armado a una escuela». Respalda la idea de emplear a los veteranos de guerra como agentes de seguridad escolar para proteger a los estudiantes.

  • Venezuela:

«Lo que hay que hacer es salir del gobierno de Maduro». Dice que está de acuerdo con las sanciones impuestas como forma de presión al país y con el trabajo que está haciendo el senador por Florida Marco Rubio para cercar al gobierno que considera no democrático.Dice que en su distrito no viven muchos venezolanos «porque la concentración de venezolanos en Houston está mayoritariamente en Katy».
Pertenece al grupo de ‘Misses for peace’, una organización que empezó en 2014, cuando la situación política y económica se volvió más cruenta y la represión arreció. Desde entonces se unen para recoger fondos y enviar «todo lo que podemos: comida, medicinas, ayuda para intervenciones quirúrgicas…». Actualmente son 59 participantes «regadas por el mundo».
Hace seis años que no vuelve a su país natal, «se volvió muy peligroso». Pero antes de eso iba una o dos veces por año «pasábamos al menos un mes en verano allá».
La venezolana, que con 20 años se presentó ante el público estadounidense en 1984 con un fresco «Yo soy Carmen María Montiel, vengo de Maracaibo, Venezuela «, hoy busca convencer a los texanos con un mensaje distinto en su franela: «Carmen María Montiel US Congress».