Te amasa porque te quiere… y porque tú lo quieres a él. Este comportamiento tierno de los gatos, aunque a veces puede llegar a ser un poco doloroso cuando sacan las garras, es un gesto con el que muestran su amor y confianza en nosotros.
Según explica SciShow en uno de sus vídeos subidos a YouTube, el ‘amasado’ es un recuerdo del comportamiento de los gatos cuando son cachorritos porque amasan la tripa de sus madres para estimular la producción de leche. Este gesto lo conservan los gatos domesticados cuando son adultos, pero no los gatos salvajes cuando crecen. ¿Por qué? Los animales domésticos pueden conservar alguno de los comportamientos instintivos porque durante generaciones han recibido refuerzos positivos de los humanos por ser sociables con nosotros.
Básicamente, los gatos se sienten libres de comportarse como ‘niños’ porque nosotros les mostramos que les queremos cuando ellos actúan ‘»inmaduramente», sin que sientan que existe ningún riesgo por este comportamiento, más bien lo contrario: suelen ser recompensados.

via GIPHY

Share This