Las funciones de un plan de negocio se pueden definir en pocas frases:

Un recurso base en la planificación del desarrollo de tu empresa. La elaboración ordenada de cada uno de los puntos te permite clasificar todos los procesos para arrancar tu compañía.
Es la definición concreta de la idea inicial de tu negocio.
Desde el punto de vista financiero es una herramienta fundamental para la presentación de los objetivos.
Es tu carta de presentación a terceras personas (públicas o privadas).
Es una herramienta interna de valoración de si vale o no la pena comenzar ese negocio.
Da una visión global de la viabilidad del negocio
Permite una estructuración de la información
Garantiza imagen y profesionalidad
Descubre posibles diferencias de criterio entre los socios
En general a mi me gusta decir que “Organiza y Delimita” tu idea de negocio.

Adicionalmente el diseño y ejecución del plan de negocio exige el seguimiento de una serie de recomendaciones, algunas de tipo formal (vocabulario, estructura, contenido), que pueden ayudar a la propia presentación del mismo.

Para que un plan funcione correctamente debemos adicionalmente tomar en cuenta la calidad de la información aportada, con datos actualizados, completa, con el objetivo de dar respuesta a todas las áreas de la actividad.

Se deben realizar análisis lo más profundo posible en los puntos clave del contenido del plan de negocio:

En qué consiste la idea de negocio
Explicar cómo surgió la idea
Quiénes son los promotores del proyecto
Dónde se ubicará
Qué necesidad planteada por el mercado se está cubriendo
A qué parte de ese mercado se dirige el producto o servicio
Elemento clave diferenciador del negocio
Objetivos de la empresa a corto, medio y largo plazo
Resumen de los principales datos económico – financieros
Teniendo esto como base se construye un excelente plan de negocio.

En próximos artículos estaré desarrollando cada punto del plan.

Soy Pedro Cabrera

www.soypedrocabrera.wordpress.comsoypedrocabrera@gmail.com