Un grupo de reservistas indígenas de Venezuela, liderados por miembros de la Guardia Nacional Bolivariana, se sublevaron este domingo y sustrajeron decenas de armas y municiones en el estado de Bolívar, según reportó un líder pemón, tras lo cual se produjo un enfrentamiento contra uniformados que responden al régimen de Nicolás Maduro.

Ricardo Delgado, ex alcalde de Gran Sabana, indicó que se trata del batallón 513 Mariano Montilla, ubicado en Luepa, donde se tomó como rehén a un comandante. “Los oficiales están siendo apoyados por 30 indígenas reservistas del Ejercito de diferentes comunidades, quienes acudieron al llamado del cese de la usurpación”, añadió el líder indígena.

Por su parte, el periodista Román Camacho indicó que en la incursión se sustrajeron 112 fusiles ak103. Posteriormente, se asaltó un puesto de policía, del que se llevaron nueve pistolas y cinco escopetas.

Camacho añadió que se produjo un enfrentamiento en un control militar, donde murió un soldado y un ex oficial de la GNB que participó del asalto fue herido y detenido. Tras el tiroteo, las fuerzas chavistas habrían recuperado buena parte de las armas sustraídas.La sublevación se produce en la zona conocida como el Arco Minero del Orinoco, una área de 111.000 kilómetros cuadrados, el 12% de la extensión del país. Se trata de una zona amazónica rica en oro, diamantes y coltán, muy apreciado por uso en la fabricación de teléfonos móviles.

En el lugar hay fuertes intereses rusos. De hecho, en las últimas semanas Moscú instaló radares de última tecnología para presuntamente extraer minerales. De profundizarse la sublevación, el régimen de Nicolás Maduro deberá dar explicaciones a su aliado estratégico, Vladimir Putin.

En desarrollo…

Fuente: Infobae