Cuando llegamos a cualquier lugar que no es nuestra querida y maltratada Venezuela, nos volvemos como locos con lo que vemos en los supermercados y ¿quién no, después de todo lo que hemos padecido? Pero también es cierto que cuando iniciamos una nueva vida en otro país debemos ser muy cuidadosos con nuestro bolsillo y cuidar muy bien en que gastamos nuestro dinero por lo que a continuación te decimos como puedes controlar tus gastos al momento de hacer las compras.
Planea menús para tus semanas

Es fácil decir que debes evitar los alimentos procesados ​​y cocinar desde cero, pero los alimentos enteros no siempre son baratos. Todos esos extraños cortes de carne y hierbas frescas se acumulan, una mejor manera de hacer tu plan de menú es mirar los anuncios. Si el pollo está en venta , y tienes el arroz en la despensa , entonces parece que vas a tener el pollo y arroz para la cena un día de la semana.
Escribe una lista
Cuando vas a la tienda debes tener una lista, no hasga tus compras de forma impulsiva, eso te ahorrará dinero y tiempo.
Llena tu estómago primero
También gastarás menos dinero si comes algo antes de ir a la tienda . El hacer compras con el estómago vacío puede garantizar que todo se vea delicioso y lo llevarás al carro aunque no sea necesario.
No te pasees por los pasillos sin rumbo
La idea de pasear sin rumbo fijo por el supermercado no es nada buena…claro que podrías encontrar algunas buenas ofertas; sin embargo, la posibilidad es baja, en comparación con la probabilidad de que te veas persuadido en comprar algo que no necesitas. Arma una meta y una lista para que salgas lo más rápido posible.
Mira abajo y arriba de los pasillos
Otra forma de encontrar las mejores ofertas es buscar en la parte y baja de los estantes, ya que so siempre ls tiendad de comestibles las hacen tan visibles.
No te fies de las medidas que te dan en el supermercado
Usar esas porciones es conveniente para productos individuales, como yogurths o palitos de queso, ya que son fáciles de transportar, pero también vuelve los productos más caros. En lugar de comprar paquetes pequeños, compra porciones más grandes y repártelas. Invierte en recipientes reutilizables para servirte porciones de yoguth, por ejemplo, a partir de un empaque de galón. Compra el queso y córtalo en trozos, no gastas mucho tiempo para ello y además te permitirá ahorrar.
No compres comida procesada
Si realmente quieres ahorrar, despídete de los alimentos procesados, ya que por lo general ofrecen poco valor nutritivo. Una caja de macarrones con queso parecer barata cuando la venden por un dólar; sin embargo, el tamaño de las porciones es cada vez menor y es probable que la caja no sirva para alimentar a toda tu familia. Mejor invierte ese dólar en los ingredientes de los macarrones con queso y tal vez gastes más, pero también te rendirá más y te alimentará mejor.
Usa Cupones
Si quieres comprar alimentos procesados, definitivamente usa cupones, después de todo, sirven más para ese fin y puedes conseguir buenas ofertas. Usa tu buscador favorito para encontrar una gran cantidad de sitios que ofrecen y enseñan los conceptos básicos de este tipo de compras para sacarles el mejor partido.
Almacena productos para conseguir ofertas
El almacenamiento es uno de los secretos que los usuarios de cupones utilizan para estirar sus dólares. Para qué compras botellas de salsa de tomate a precios altos, cuando puedes conseguir varias por 10 centavos cada una , y nunca tendrá que comprarlas a precio regular. Tradicionalmente , las ventas se ejecutan en ciclos de 12 semanas , por lo que podías comprar el valor de un artículo por tres meses para evitar tener que pagar el precio completo la próxima vez.
Compra ingredientes frescos de la temporada
Las latas y cajas van a durar mucho tiempo en tu estantería, pero los ingredientes frescos no. Las frutas y verduras, en particular, pueden comerse hasta una gran parte de tu presupuesto para alimentos . Capacita tu paladar para comer las verduras y frutas que están de temporada.
Usa los alimentos que se echarán a perder de forma creativa
Independientemente de qué tan cuidadosamente planifiques tu menú, que puede terminar con la comida que está a punto de expirar, o no, puedes crear formas creativas para salvarla. Por ejemplo, con el pan rancio puedes hacer pan tostado francés o también puedes utilizarlo para hacer pan rallado.

Saca el máximo provecho de tu congelador

El congelador es tu mejor amigo cuando se trata de ahorrar en comidqa. Se puede congelar prácticamente cualquier cosa , lo que significa que puedes comprar extras de comestibles muy baratos y no preocuparte de que caduquen. ¿Sabías que puedes congelar panecillos y al descongelarlos sabrán igual de ricos?
Invierte en un medio de cerdo o un cuarto de vaca
Una de las mejores maneras de utilizar el congelador es comprar una media de cerdo o de un cuarto de vaca y congelar la carne. Pagarás algo de dinero por adelantado, pero su costo por libra probablemente será más bajo que lo que pagarías por los cortes en la tienda de comestibles . Consulta en las carnicerías o las granjas para ver dónde se puede comprar carne a granel de esta manera.
Considera las membresías en algún almacén
Donde compras es igual de importante que lo que compras. Cuando tienes una familia grande es una buena idea sacar este tipo de membresías y ahorrar un poco de dinero y comprar más a granel, lo cual significa más tiempo ahorrado para hacer nuevamente las compras.
Mira en los outlet
Estas tiendas venden artículos que son imperfectos – latas abolladas o que se acercan a su fecha de caducidad- . Es difícil encontrar estas tiendas de comestibles más baratos, pero a veces las panaderías venden este tipo de productos.
Con información de MoneyTalksNews

Share This