Por Jesús Elorza

El camarada Nicolás, se encontraba muy preocupado por la serie de comunicados que aparecían en los medios señalando el intervencionismo del gobierno en las universidades. En tal sentido, optó por ordenarle a la camarada Delsy que convocara urgentemente al camarada ministro de educación superior para que explicara lo que estaba ocurriendo.
En menos de lo que canta un gallo, el ministro se apersonó en el bunker presidencial y uno de los guardaespaldas del G2 cubano lo condujo hasta el despacho del camarada en jefe. ¿Camarada qué vaina está pasando en las universidades? fueron las palabras de bienvenidas.

  • Tranquilo mi jefe, todo está bajo control. Los oligarcas rectores, agrupados en AVERU, lo que están es respirando por la herida…
    Coño, no me digas que les caímos a tiros….
  • No, no, lo que ocurre es que están molestos y protestones por la designación que hice de las autoridades rectorales de la USB….
    No me digas, échame ese cuento completo, de paso te felicito camarada Trompiz, porque al fin salimos de Cecilia, que me tenía harto con su reclamadera como rectora de la Universidad Sentral de Benezuela (USB)….
    -Disculpe camarada Nicolás, dijo todo apenado el ministro, no es la central sino la “Simon Bolivar”…
    A carajo, me confundí. Pero, es que le tengo tanta arrechera a esa rectora que me confundí de universidad. Volvamos al tema, dime entonces que fue lo que pasó o está pasando.
  • Bueno, como usted sabe, el rector de la USB falleció y esa ausencia absoluta obligaba a nombrar una nueva autoridad….
    Seguro que salieron a pedir elecciones en el marco de la autonomía universitaria, dijo medio molesto Nicolás.
  • Si mi excelentísimo jefe, no aguantaron dos pedidas. Pero que va, les jugué una maniobra y los deje como pajaritos en rama, mirando para los lados y preguntándose qué había pasado…
    ¿Cómo así? ¿Qué carajo hiciste Trompiz?
    -Bueno, les jugué una maniobra revolucionaria, de las que usted y el Difunto Eterno me han enseñado en estos 22 años de revolución. Les hice creer, que cubriríamos la vacante mediante la escogencia democrática y participativa de la comunidad universitaria y aunque usted, camarada en jefe no lo crea, se tragaron el anzuelo y presentaron en primera instancia una lista de 10 aspirantes, luego agregaron dos más y para fortalecer el espíritu democrático del proceso, el Ministerio a mi cargo presentó una lista de ocho aspirantes….
    ¿Y?
  • No se me adelante mi jefe máximo, que ahora es cuando viene lo bueno. Convoqué a una sesión extraordinaria del Consejo Nacional de Universidades CNU, que tenía como punto de agenda la designación del rector de la USB pero, aquí viene lo bueno, me deje de vainas y procedí a nombrar también a los vicerrectores académico y administrativo. En otras palabras, mi jefe, destituí “democráticamente” a esas dos autoridades oligárquicas y pasé a designar a un rector y dos vicerrectores revolucionarios.
    El proceso fue tan transparente mi jefe, que los tres seleccionados fueron escogidos de la lista que yo como ministro había propuesto.
    Ahora entiendo; esos comunicados son el llantén de los imperialistas-oligarcas derrotados, dijo brincando en una pata Nicolás. Si se les ocurre reclamar, ordenaré la intervención del CNE o de la Sala Electoral del TSJ para que avale la elección irreversible del CNU …Te felicito camarada Trompiz por tan acertada maniobra electoral; creo que te mereces la condecoración “Orden Aristóbulo Isturiz” en su única clase por haber actuado siguiendo sus pasos y seguir golpeando a la antirrevolucionaria y golpista autonomía universitaria.
    “En revolución vale todo lo que hagamos, fuera de la revolución no permitimos nada”, fueron las palabras de Nicolás para terminar la reunión. Al despedirse, le dijo al ministro “discúlpame la confusión que tuve con lo de la USB”, yo sé que es la Simón Bolívar y no la Sentral de Benezuela.
    (Nota al margen: Cualquier semejanza con la realidad no es coincidencia, es la pura verdad.)

Foto de Fernando Pinilla