Por Alexis Ortiz

Comentario editorial para BIENVENIDOSVENEZOLANOS.COM
Lunes 4 de mayo 2020

Todos sabemos que los medios de comunicación democráticos en Venezuela, impresos, radiales, televisivos y digitales, son brutalmente reprimidos, cuando no cerrados, por la narcodictadura castrochavista.
Por eso un compañero de gran experiencia comunicacional, que identificaremos solo por sus iniciales BG (para evitar que los esbirros rojos se ensañen contra el, sus bienes y su familia), ha propuesto que desde la diáspora se cree una emisora de gran potencia, capaz de contrarrestar la abusiva desinformación castrochavista.
Ya hubo en el pasado emisiones exitosas desde fuera hacia los países oprimidos por usurpadores.
Desde Costa Rica, en tiempos de la primera dictadura sandinista, el periodista Fabio Gadea enviaba por radio todas las noches unas “Cartas de amor a Nicaragua”, que el pueblo escuchaba solícitamente y enardecían al dictador Daniel Ortega. Estando en Managua mas de una vez escuche esas cartas.
Y cuando viví en Burdeos, Francia, pude conversar con veteranos de la resistencia a la ocupación nazi, que me dijeron lo importante que fueron para ellos los mensajes radiales del general Charles de Gaulle a través de la BBC de Londres.
Una emisora propia, libre del acoso de la narcodictadura, seria muy útil para la coherencia y penetración de nuestra narrativa y para desenmascarar las falacias de la bandidocracia castrochavista.