ANA VECIANA-SUAREZ
aveciana-suarez@miamiherald.com
Si usted es nuevo en Medicare, se le considera un beneficiario de altos ingresos, o si su prima de Medicare no es deducida de su cheque del Seguro Social, puede que reciba un susto en cuanto a los precios. Algunos websites están pronosticando un aumento del 22 por ciento de las primas de la Parte B para el 30 por ciento de los beneficiarios de ese programa médico.
Si el Congreso no interviene, Medicare Trustees pronostica que las primas de la Parte B aumentarán de $121.80 a $149 al mes en enero. Parte B, también conocido como programa de Seguro Médico Suplementario, paga la mayoría de los costos de los servicios médicos, los servicios para pacientes ambulatorios, y algunos servicios de salud preventivos y a domicilio.
Los Centros de Servicios para Medicare y Medicaid no darán a conocer su lista de primas del 2017 para Medicare hasta el 1 de octubre, pero algunos temen que el aumento es cosa segura debido al elevado aumento de los costos de atención médica y, lo que es muy extraño, la casi inexistencia de aumentos por el costo de la vida para el Seguro Social.
Se espera que los beneficiarios reciban un modesto aumento del ajuste por el costo de la vida (COLA) del Seguro Social el año que viene. Cuando esto ocurra, una cláusula de «mantener indemne» impide los aumentos de los costos de Medicare si esos costos son mayores que el COLA del Seguro Social para alrededor del 70 por ciento de los beneficiarios de Medicare. Pero alguien tendrá que pagar los costos en aumento de la Parte B, los cuales se basan en cuánto necesita el programa para administrarse a sí mismo, incluyendo un fondo de seguridad para casos inesperados. En este caso, se esperará que aquellos que no estén protegidos por la cláusula de mantener indemne — el otro 30 por ciento — subvencionen el creciente costo del programa que los demás no cubran.
Nuevo Herald

Share This