El martes, los reguladores estatales aprobaron unánimemente un acuerdo que incluye aumentos por $811 millones en las facturas para los usuarios de la empresa eléctrica de la Florida Power & Light (FPL), del cual $400 millones está programado para entrar el vigor el próximo 1ro. de enero.
La FPL, que a principios de este año, propuso $1,300 millones en aumentos de tasa, negoció el acuerdo con representantes de los consumidores y dos grupos empresariales. La Comisión de Servicio Publico de la Florida aprobó la negociación a pesar de continuas objeciones por parte de la Organización de Jubilados Mayores de 50 Años (AARP) y del Sierra Club.
El comisionado Ronald Brise dijo que el acuerdo se ocupa de problemas que los reguladores escucharon de los usuarios durante diversas reuniones en áreas donde la FPL presta servicios.

Además del aumento de $400 millones fijado para el 1ro. de enero, el acuerdo pide un aumento de $211 millones para enero de 2018 y $200 millones más para mediados del 2019 cuando una nueva planta eléctrica del Condado Okeechobee debe empezar a funcionar.
En el acuerdo se le presta atención a otros numerosos problemas, entre ellos proyectos potenciales de energía solar para la FPL y un alto en diferentes prácticas financieras que han resultado ser polémicas practice.
En un documento que presentó el mes pasado, la AARP argumentó que las tasas de la empresa eléctrica deberían disminuir $300 millones en 2017, no aumentar. A principios del presente año, la Oficina de Abogados Públicos (OPC), que representa a los consumidores, también afirmó que las tasas de la FPL deben bajar.
Sin embargo, la OPC llegó al acuerdo con la FPL, al igual que lo hizo la Federación de Minoristas de la Florida y la Asociación de Hospitales y Agencias de Cuidado de Salud del Sur de la Florida, que formaban parte del caso.
Eric Silagy, presidente y jefe ejecutivo de la FPL, dijo que el acuerdo le permitirá a la empresa seguir haciendo
“inversiones inteligentes” que ayudarán a mantener las facturas relativamente bajas y brindar otros beneficios como emisiones limpias de las plantas eléctricas. Silagy dijo que la FPL ha tenido las facturas eléctricas más bajas de todo el estado en los últimos años y señaló ese punto para refutar las objeciones de la AARP.
La Comisión de Servicio Publico pasó largos meses analizando los casos, celebrando audiencias y revisando una extensa información financiera y técnica, un proceso en el caso que el comisionado Jimmy Patronis calificó como de “agotador”.
Sin embargo, el acuerdo que se anunció en octubre, eliminó algunas de las decisiones que los reguladores habrían obligado a hacer sobre la propuesta original de la FPL para aumentos mayores.
Julie Brown, presidenta de la comisión, dijo que el acuerdo resultará “algo predecible” para los consumidores.