Cultura venezolana

El mes de mayo y sus fiestas patronales, son gran parte del folclor tricolor. Una de estas fiestas destacadas de la temporada de lluvias, es la que se celebra en honor a San Isidro Labrador, una tradición de hace más de 500 años que en la actualidad se conmemora en los estados Trujillo, Mérida, Portuguesa, Miranda, Monagas y Falcón.

Origen histórico

Esta tradición fue traída por los colonos, a los indígenas que hacían vida en la ciudad de Lagunillas, estado Mérida, donde los conquistadores usaron a San Isidro Labrador como nuevo sujeto de adoración de la doctrina católica, sustituyendo al dios indígena de la lluvia conocido como “Ches”, por lo que se le considera al célebre canon como el protector de las cosechas y de los agricultores que los bendice con lluvias y estos lo celebran cantando “San Isidro Labrador quita el agua y pon el Sol”.

 San Isidro Labrador el patrono de la agricultura

Desde que se adoptó esta tradición, los agricultores realizan ferias agrarias en toda la región y procesiones el 14 y 15 mayo, donde en la actualidad se hacen referencia a las raíces indígenas del pueblo venezolano:

  • Miles de personas disfrazadas como los primeros nativos, así como las locaínas de antaño mientras que otros visten como caballeros con el rostro cubierto en su labor de promeseros de la procesión.
  •  La música de los tambores, las maracas y las chirimías acompaña la celebración que recorre cada rincón de las plazas andinas.
  • Se adornan a los bueyes con numerosas frutas como ofrendas al santo junto con otros elementos de la cosecha, combinados con flores de colores, colgantes y guirnaldas y son bendecidos en la misa para posteriormente recorrer la ciudad en la procesión.

Las imágenes y estatuillas del santo son llevadas en la procesión adornadas y cuidadas, mientras se rebosan de canticos, salmos y romances durante la fiesta.

Escrito para Bienvenidos Venezolanos por Luis Cedeño 17 de mayo de 2022.